25 d’abril de 2009

La horas del verano


Esta es una de esas películas que disfruta viéndola, pero que cuando termina te deja un vacío, como esperando algo más que no obtienes.

Tres hermanos ya establecidos y una madre anciana que vive en una casona dónde sus hijos acudían con los nietos en verano. Muere la madre, y los hermanos han de ponerse da acuerdo sobre la herencia, el proceso... Sin fondo, para mi gusto, como si el director no tuviera nada positivo que decir. El devenir de las generaciones. DeCine21.

22 d’abril de 2009

El chino, de Henning Mankell


"El chino"
Henning Mankell

Tusquets Editores 2008

La verdad, estoy enganchada a Mankell. Pero echo de menos a Wallander. La serie en que era protagonista me gustaba más, le daba un toque más humano, pues era un hombre encantador. Lástima que se jubilara.

Una helada mañana de enero de 2006, un fotógrafo hace un descubrimiento aterrador: en un pueblecito sueco aparecen brutalmente asesinadas diecinueve personas. La policía sospecha que es obra de un perturbado, pero la jueza Birgitta Roslin, que se interesa por el caso en cuanto sabe que entre las víctimas figura la familia adoptiva de su madre, sostiene otra teoría. Una cinta de seda roja encontrada en la nieve le pone en la pista de un sospechoso llegado de fuera, y de una inquietante trama oculta que parece arrancar de Pekín. Todo remonta a una vieja historia del año 1860, cuando miles de chinos fueron llevados a Estados Unidos a trabajar casi como esclavos en la construcción del ferrocarril en la costa oeste.

Como siempre hace Mankell, la protagonista presenta una serie de problemas familiares y personales bastante bien planteados. No sé hasta qué punto la actualidad china que presenta Mankell (justo antes de los JJOO de Pekín) responde a la realidad. Para descansar. Un 7.

La ignorància religiosa preocupa els docents d'Història de l'art

Interesante artículo publicado en un sindicato. Muestra la preocupación de los profesores de historia del arte al constatar que sus alumnos no saben nada de cultura religiosa cristiana. A la hora de estudiar arte, no saben interpretar el contenido de las obras, no lo conocen. Menos mal que nos vamos dando cuenta de la estupidez que supone el laicismo fundamentalista, que pretende borrar del pasado cualquier manifestación religiosa.

20 d’abril de 2009

12


Ooooooooooooooooooh! ¡Magnífica película! Sin querer, he seguido la inmersión en Rusia, pues no sabía que estaba hecha por rusos: director, actores, producción, guionistas... Es una nueva versión de Doce hombres sin piedad. Un jurado popular de doce componentes es encerrado en un gimnasio escolar para que deliberen sobre la culpabilidad o no de un checheno de dieciocho años que presuntamente ha matado a su padre adoptivo ruso. Me ha hecho gracia que los tipos representados en la película son cómo me había imaginado el carácter ruso a través de los últimos libros leídos: pasional, sentimental, todo corazón, bastante brutos a veces. La película refleja la problemática de la Rusia actual: contrastes de clases, corrupción, desestructuración familiar, cada protagonista con sus fantasmas del pasado... Vale la pena verla. Son dos horas y media, pero no se hace pesada, a pesar que no sales del gimnasio. Solamente algunas imágenes ponen en antecedentes sobre la vida del joven checheno.

Fue nominada al Oscar 2008 a la mejor película extranjera. DeCine21.

17 d’abril de 2009

Del ADN a Dios. Antony Flew.


¿Por qué ha cambiado Flew su parecer? La principal razón, dice, nace de las recientes investigaciones científicas sobre el origen de la vida que, según explica Flew, muestran la existencia de una “inteligencia creadora”. Como dijo en el simposio de 2004, su cambio de postura fue debido “casi enteramente a las investigaciones sobre el ADN”: “Lo que creo que el ADN ha demostrado, debido a la increíble complejidad de los mecanismos que son necesarios para generar vida, es que tiene que haber participado una inteligencia superior en el funcionamiento unitario de elementos extraordinariamente diferentes entre sí. Es la enorme complejidad del gran número de elementos que participan en este proceso y la enorme sutileza de los modos que hacen posible que trabajen juntos. Esa gran complejidad de los mecanismos que se dan en el origen de la vida es lo que me llevó a pensar en la participación de una inteligencia”.

Volviendo sobre su itinerario intelectual, señala: “Ahora creo que el universo fue fundado por una Inteligencia infinita y que las intrincadas leyes del universo ponen de manifiesto lo que los científicos han llamado la Mente de Dios. Creo que la vida y la reproducción se originaron en una fuente divina.

¿Por qué sostengo esto, después de haber defendido el ateísmo durante más de medio siglo? La sencilla respuesta es que esa es la imagen del mundo, tal como yo la veo, que emerge de la ciencia moderna. La ciencia destaca tres dimensiones de la naturaleza que apuntan a Dios. La primera es el hecho de que la naturaleza obedece leyes. La segunda, la existencia de la vida, organizada de manera inteligente y dotada de propósito, que se originó a partir de la materia. La tercera es la mera existencia de la naturaleza. Pero en este recorrido no me ha guiado solamente la ciencia. También me ayudó el estudio renovado de los argumentos filosóficos clásicos. “Mi salida del ateísmo no fue provocada por ningún fenómeno nuevo ni por un argumento particular. En realidad, en las dos últimas décadas todo el marco de mi pensamiento se ha trastocado. Esto fue consecuencia de mi permanente valoración de las pruebas de la naturaleza. Cuando finalmente reconocí la existencia de Dios no fue por un cambio de paradigma, porque mi paradigma permanece”.

Flew señala que es, sobre todo, un filósofo que aplica el razonamiento filosófico a los hallazgos científicos. Como Einstein, lamenta que muchos científicos (como Dawkins) resulten malos filósofos. Al tiempo, subraya que sus puntos de vista se sustentan en la razón, no en la fe. Sin embargo ahora se muestra más abierto a los argumentos en favor de Dios de las religiones reveladas.


Es un extracto de un artículo de Aceprensa, muy interesante. Ni evolucionismo, ni creacionismo: evolución en la creación.

12 d’abril de 2009

La decepción del Papa


Leí la carta que el 10 de marzo Benedicto XVI escribía a los obispos de todo el mundo. Entonces me produjo bastante pena. Josep-Ignasi Saranyana la comenta hoy en La Vanguardia, que copio a continuación, porque refleja bien lo que yo sentí en aquel momento.


Benedicto XVI ha escrito una carta, el 10 de marzo, sobre la remisión de la excomunión a los cuatro obispos consagrados por el arzobispo Lefebvre, en 1988, sin autorización de la Santa Sede. La iniciativa, tomada el 21 de enero del 2009, coincidió, por desgracia, con unas afirmaciones antisemitas de Williamson, uno de los obispos perdonados. Tal coincidencia provocó una avalancha de protestas, cuestionando el gesto pontificio. A tal propósito comenta el Papa: "Me ha entristecido que también los católicos hayan pensado herirme con una hostilidad dispuesta al ataque". ¿Por qué tomó esta decisión? Perdonó a los cuatro obispos de la cismática Fraternidad San Pío X, pensando en sus 491 sacerdotes. "¿Debíamos en realidad dejarlos ir tranquilamente a la deriva, lejos de la Iglesia?" Su experiencia demuestra, por el contrario, que dentro de la Iglesia las cosas se arreglan mejor, aunque persistan todavía, en este caso, los graves inconvenientes teológicos y disciplinares que originaron el cisma. La crítica a su "discreto gesto de misericordia", invitando a la reconciliación, le ha recordado la dureza de corazón de los gálatas, de que habla san Pablo en su epístola. El Santo Padre se sorprende, además, de que en la Iglesia haya aún grupos tan intolerantes y rencorosos, que se hayan atrevido a acusarle de traicionar el Vaticano II. Esto significa que algunos piensan que el concilio ha significado una ruptura total con la historia y los orígenes. Sin embargo, "quien quiera ser obediente al concilio, deberá aceptar la fe profesada en el curso de los siglos, sin cortar las raíces de las que vive el árbol". Habría que meditar esta frase, que parece enigmática, pero es muy clara. La historia de la Iglesia es una. Los cismas vienen cuando se quiere trocear esa historia, señalando un hiato insalvable entre el antes y el después; o bien cuando no se admite que cabe un progreso en la continuidad. Los dos extremos conducen a la ruptura.

J.-I. SARANYANA, historiador

¿Dios existe?, de Joseph Ratzinger y Paolo Flores


"¿Dios existe?"
Joseph Ratzinger i Paolo Flores d'Arcais

Espasa 2008


Este libro es la transcripción de un debate entre los dos autores, que mantuvieron en Roma en el año 2000. Consta de tres partes.

La primera, un artículo de Ratzinger: "La pretensión de la verdad puesta en duda. La crisis del cristianismo en los comienzos del tercer milenio". El tema central es cómo la religión cristiana entronca en su nacimiento con la filosofía racionalista, y no se puede considerar simplemente como "una forma de expresión cultural del sentimiento religioso general que nos corresponde por nuestro origen europeo". Por tanto, "la fe cristiana no se basa en la poesía ni en la política, esas dos grandes fuentes de la religión; se basa en el conocimiento. Venera a ese Ser que es el fundamento de todo lo que existe, el "Dios verdadero". En el cristianismo, el racionalismo se ha hecho religión y no es ya su adversario". Es profundo, y se necesitan conocimientos filosóficos mínimos para poder seguir los razonamientos planteados. Son doce páginas.

La segunda parte es el debate propiamente dicho, la parte más larga. Fueron dos horas de charla, moderada por Gard Lerner, judío. Paolo Flores, filósofo, es y se declara ateo. Los temas tratados son múltiples: la Iglesia, el papado, Juan Pablo II, los derechos humanos, la autocrítica de la Iglesia, la naturaleza, el respeto por la vida... Si comparo las intervenciones de Ratzinger y Flores, las del primero destacan por su humildad, fortaleza, claridad, incisividad, con un tono siempre conciliador. El segundo es más cortante, áspero, agresivo. A mí, que soy creyente, me dolía leer sus críticas a la Iglesia como institución humana, a Juan Pablo II y a sus encíclicas. Lógicamente cuando no hay fe, la realidad de la Iglesia se percibe de modo parcial.

La tercera parte, "Ateísmo y verdad" de Flores, ya no la he leído. No me ha interesado. Un ateo tendrá sus puntos de vista, algunos acertados y verdaderos, pero para mí no alcanza la plenitud de la verdad, al no aceptar a Dios.

En fin, muy interesante, para lectores filósofos e interesados en el tema.

Psicología y vida espiritual, de Joan Baptista Torelló


"Psicología y vida espiritual"
Joan Baptista Torelló

Rialp 2008

¡Cuanta sabiduría, este libro! Y no lo digo con retintín. Tendrían que leerlo todos los padres, profesores y educadores. El autor es sacerdote afincado en Viena, y psiquiatra. El libro, aunque no tiene partes, se divide fácilmente en tres.

La primera, los dos primeros capítulos, tratan de la historia de la psicología y psiquiatría hasta nuestros días.

La segunda, con los ocho siguientes capítulos, trata de la neurosis, mal cada vez más frecuente en nuestros días, cuyos síntomas más patentes son la angustia y el egocentrismo.

Y finalmente la tercera, dónde trata la vocación, el matrimonio, la mística y las verdaderas y falsas apariciones de la Virgen, en cuatro capítulos más.

Todo ello con un estilo fácil y divulgativo. enseña a diferenciar el papel de la medicina, la psicología y la dirección espiritual. He aprendido mucho, a la vez que he "situado" varios conceptos de la persona humana "en su sitio". Lo recomiendo a cualquier persona con un poco de inquietud sobre antropología. Un 10.

2 d’abril de 2009

Todo fluye, de Vasili Grossman


"Todo fluye"
Vasili Grossman
Círculo de Lectores- Galaxia Gutemberg 2008


Todo fluye relata la vuelta a casa de Iván Griegórievich después de treinta años preso en campos penitenciarios del régimen de Stalin, que acaba de morir en 1953. El reencuentro con su primo Nikolái, que tuvo que mentir sobre él para mantener su estatus de científico bien considerado por el partido, es la primera etapa de un breve transcurso de tiempo en el que va reintegrándose a la vida normal. Iván toma conciencia de la magnitud de la tragedia: la libertad no sólo ha sido asesinada en la política, sino también en la agricultura, en la filosofía y, sobre todo, en el alma de los rusos.

Vasili Grossman terminó el manuscrito de Todo fluye poco antes de morir, creyendo que su obra maestra Vida y destino jamás vería la luz. Es como su testamento literario, de una lucidez impresionante.

Después de leer este libro, se me ocurría que el infierno ha de existir aunque sólo sea para albergar a Stalin, Mao y Hitler, que no merecen otra cosa. Menos mal que Dios es misericordioso. ¡Y ahora en Rusia están rehabilitando a Stalin! Cuando la mayoría de la gente no tiene ni idea de lo que hizo. Este libro que se lee relativamente rápido, porque no es largo, hay que recomendarlo a los nuevos pro-soviéticos. Al final es un poco farragoso, porque la trama argumental se diluye y deviene en argumentaciones sobre la libertad humana y el totalitarismo, lleno de inhumanidad y mentira. Un 9.

Con éste termino mi inmersión en Rusia, que ha conseguido que tenga un gran cariño al pueblo ruso: qué buena gente y cuánto han sufrido.

4 años del fallecimiento de Juan Pablo II






En un blog he encontrado este recuerdo entrañable del día del fallecimiento de Juan Pablo II, hace hoy cuatro años. En esta serie de fotos, clicando en la primera se aumentan y se puede recorrer la serie.

1 d’abril de 2009

Hablar de Dios resulta peligroso, de Tatiana Góricheva


Leí este libro hace muchos años, y me gustó muchísimo. Lo he vuelto a leer ahora. Es un testimonio sobre la nueva primavera de la Iglesia rusa, relatado por una conversa, y su posterior encuentro con los cristianos de occidente, con el subsiguiente desengaño y reconciliación. Cuando el hombre pone dificultades a Cristo intentando desarraigarlo de las conciencias, Dios demuestra que tiene otros caminos. De lectura obligada. Fue editado en 1986. Un 10.

Estoy en plena inmersión rusa: Éste, "Vida y destino", "La historia de Olga", y estoy terminando, "Todo fluye", también de Vasili Grossman.

El silenci, de Gaspar Hernàndez


“El silenci”

Hernàndez, Gaspar

Premi Josep Pla 2009

Columna Edicions SA / Destino 2009, ISBN 978-84-9710-103-5


He llegit aquest llibre perquè m'ho ha demanat una amiga llibrera. Però no m'ha agradat gens.

La novela

En una habitació de l’illa de Formentera, un home, professional de la ràdio, parla durant tota la nit a una noia japonesa despullada, adormida mitjançant un somnífer. La noia és Umiko, que es guanya la vida donant classes de meditació zen. Pateix un tumor cerebral i està convençuda que mitjançant visualitzacions i un exercici programat per una amiga seva, que es realitza a aquesta nit, es pot guarir. Durant la vetlla, l’autor parla sobre el seu tracte de la Umiko, llegeix un diari que va escriure durant la seva estança a un monestir zen, i també recorda el tracte amb persones reals com Baltasar Porcel o Malkovich.

En aquest monòleg nocturn, l’autor reflecteix el seu coneixement, amb cert escepticisme, de tots aquest temes pseudo-espirituals: l’exercici de la meditació, el creixement personal, les medecines alternatives, els llibres d’autoajuda. Tot molt ben documentat i barrejat. Com si busqués la transcendència de la persona, la part més espiritual, però sense Déu.

L’únic valor que té el llibre es que està ben escrit, però la trama argumental no s’aguanta i és francament desagradable.

L’autor

Gaspar Hernàndez és periodista i dirigeix un programa de ràdio, L’ofici de viure, sobre tots aquests temes que toca a la novel·la, amb convidats als que entrevista i trucades dels radiooients.

Segons unes declaracions a una entrevista, “el que més valoro de la vida és l’amor, el sentit de la vida és donar i rebre amor”. Però segons la seva novel·la, l’amor per a ell té un component sempre sexual. L’amistat no seria amor, de fet no l’hi diu amor i la distingeix de l’amor. És una altra cosa. “Com a qüestió secundaria, (sobre el sentit de la vida) seria ser coherent amb la teva essència sigui quina sigui. Cal intentar intuir-la i ser coherent amb ella”. Què vol dir amb això? Aquest filosofia impregna el llibre.

Públic apropiat

Per un públic adult.. No val la pena llegir-lo: no aporta res, només un vernís superficial sobre aquestes qüestions esotèriques. No el recomanaria a ningú.