12 d’abril de 2009

¿Dios existe?, de Joseph Ratzinger y Paolo Flores


"¿Dios existe?"
Joseph Ratzinger i Paolo Flores d'Arcais

Espasa 2008


Este libro es la transcripción de un debate entre los dos autores, que mantuvieron en Roma en el año 2000. Consta de tres partes.

La primera, un artículo de Ratzinger: "La pretensión de la verdad puesta en duda. La crisis del cristianismo en los comienzos del tercer milenio". El tema central es cómo la religión cristiana entronca en su nacimiento con la filosofía racionalista, y no se puede considerar simplemente como "una forma de expresión cultural del sentimiento religioso general que nos corresponde por nuestro origen europeo". Por tanto, "la fe cristiana no se basa en la poesía ni en la política, esas dos grandes fuentes de la religión; se basa en el conocimiento. Venera a ese Ser que es el fundamento de todo lo que existe, el "Dios verdadero". En el cristianismo, el racionalismo se ha hecho religión y no es ya su adversario". Es profundo, y se necesitan conocimientos filosóficos mínimos para poder seguir los razonamientos planteados. Son doce páginas.

La segunda parte es el debate propiamente dicho, la parte más larga. Fueron dos horas de charla, moderada por Gard Lerner, judío. Paolo Flores, filósofo, es y se declara ateo. Los temas tratados son múltiples: la Iglesia, el papado, Juan Pablo II, los derechos humanos, la autocrítica de la Iglesia, la naturaleza, el respeto por la vida... Si comparo las intervenciones de Ratzinger y Flores, las del primero destacan por su humildad, fortaleza, claridad, incisividad, con un tono siempre conciliador. El segundo es más cortante, áspero, agresivo. A mí, que soy creyente, me dolía leer sus críticas a la Iglesia como institución humana, a Juan Pablo II y a sus encíclicas. Lógicamente cuando no hay fe, la realidad de la Iglesia se percibe de modo parcial.

La tercera parte, "Ateísmo y verdad" de Flores, ya no la he leído. No me ha interesado. Un ateo tendrá sus puntos de vista, algunos acertados y verdaderos, pero para mí no alcanza la plenitud de la verdad, al no aceptar a Dios.

En fin, muy interesante, para lectores filósofos e interesados en el tema.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada