2 d’abril de 2009

Todo fluye, de Vasili Grossman


"Todo fluye"
Vasili Grossman
Círculo de Lectores- Galaxia Gutemberg 2008


Todo fluye relata la vuelta a casa de Iván Griegórievich después de treinta años preso en campos penitenciarios del régimen de Stalin, que acaba de morir en 1953. El reencuentro con su primo Nikolái, que tuvo que mentir sobre él para mantener su estatus de científico bien considerado por el partido, es la primera etapa de un breve transcurso de tiempo en el que va reintegrándose a la vida normal. Iván toma conciencia de la magnitud de la tragedia: la libertad no sólo ha sido asesinada en la política, sino también en la agricultura, en la filosofía y, sobre todo, en el alma de los rusos.

Vasili Grossman terminó el manuscrito de Todo fluye poco antes de morir, creyendo que su obra maestra Vida y destino jamás vería la luz. Es como su testamento literario, de una lucidez impresionante.

Después de leer este libro, se me ocurría que el infierno ha de existir aunque sólo sea para albergar a Stalin, Mao y Hitler, que no merecen otra cosa. Menos mal que Dios es misericordioso. ¡Y ahora en Rusia están rehabilitando a Stalin! Cuando la mayoría de la gente no tiene ni idea de lo que hizo. Este libro que se lee relativamente rápido, porque no es largo, hay que recomendarlo a los nuevos pro-soviéticos. Al final es un poco farragoso, porque la trama argumental se diluye y deviene en argumentaciones sobre la libertad humana y el totalitarismo, lleno de inhumanidad y mentira. Un 9.

Con éste termino mi inmersión en Rusia, que ha conseguido que tenga un gran cariño al pueblo ruso: qué buena gente y cuánto han sufrido.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada