30 de desembre de 2010

Mejores libros leídos en el 2010


    
      
      
  
  
  
Este año voy a apuntar aquí solamente los libros que he leído que recomiendo sin ninguna duda, pero publicados recientemente.

Publicados en el 2010

"Correr", de Jean Echenoz.
"La Màscara del rei Artur", de Pilar Rahola
"Vivir", de Yu Hua
"El cielo se cae", de Lorenza Mazzetti
"La vida entera", de David Grossman

Publicados en el 2009

"Montañas como islas", de Forrest Carter
"El solista", de Steve Lopez

Para ver el resto, clicar arriba la pestaña Llibres 2010.
   

Y que el 2011 que iniciamos termine lleno de deseos cumplidos y magníficas lecturas.
   
  

Cristianos hostigados

      
   
    
Con mucha prudencia y de puntillas nos llegan noticias de cristianos masacrados por la intolerancia religiosa isalmista. Pilar Rahola en La Vanguardia de hoy hace una acusación fuerte de este tema. ¿Para cuándo vamos a reaccionar?  No podemos pagar con la misma moneda, pero ¿no podemos hacer nada? Es vergonzoso. Copio aquí el artículo.

"Me sorprende la sorpresa general. Asesinan a decenas de cristianos en Nigeria, y nos preguntamos qué pasó. ¿Por qué los matan? ¿No habíamos quedado en que no existía el choque de civilizaciones y en que el tal Huntington era una especie de incendiario que no aceptaba las bondades de la hermandad planetaria? ¿No estaba claro que las religiones se amaban entre dioses tanto como deseaban entenderse entre mortales?

Entonces, ¿qué ocurre en Nigeria? Será cosa de los africanos, dicen los listos, que ya se sabe que tienen sus cosas. Pero entonces, ¿qué ocurre en el resto de los países? ¿Por qué huyen de sus casas los cristianos iraquíes? ¿Por qué ha disminuido tanto la población cristiana de Belén? ¿Por qué viven aterrorizados los coptos egipcios?

¿Por qué son hostigados los cristianos pakistaníes? Y así hasta el infinito de una colección de preguntas que resultan tan vistosas como fútiles. Porque sabemos la respuesta. La sabemos, pero ¿nos atrevemos a decirla? Para nada, no en vano estamos sometidos a un terror cósmico que nos atenaza las palabras y nos convierte en avestruces asustadizos, cuya cabeza en el agujero deja el trasero al aire. La respuesta es simple y demoledora: el islam político, tanto en su derivada legal, como en sus variadas fracciones radicales, es abiertamente hostil al resto de las religiones que palpitan en su interior.

Ya no se trata de la división clásica entre el Dar al Islam (la casa del islam) y el Dar al Harb (la casa de la guerra), sino de una reislamización radicalizada que, asentada en una tecnología moderna y en una riqueza astronómica, cree que ha llegado el momento de imponer su dominio. La idea del diálogo entre religiones es una idea moderna que, hoy por hoy, practica el cristianismo con convicción - alejado, afortunadamente, de sus veleidades imperialistas violentas de antaño-,pero que no practica para nada el islam. Cohabitan, se interrelacionan con cruzados e infieles, pero desprecian profundamente al cristianismo, tanto que cultivan ese desprecio en todos los relatos posibles: desde la escuela hasta los medios de comunicación, desde la literatura hasta la ideología. Y allí dominan, tanto vía leyes como vía violencia, tratan a los cristianos como auténticos siervos sin derechos. ¿Cómo puede sorprendernos que cuatro locos asesinen a cristianos en Nigeria, si el faro del islam, Arabia Saudí, condena a muerte a un ciudadano por mostrar una cruz? Si sus derechos están brutalmente diezmados en la mayoría de los países musulmanes. La deriva violenta sólo es el resultado último de una política oficial que, a la luz de la legalidad, segrega, desprecia e impide ser cristiano en esos países. Y nosotros callamos, miramos a otro lado y, estrujados de miedo, hasta reñimos al Papa cuando dice que en nombre de Dios no se puede matar. Hemos abandonado a los cristianos que viven en el islam.

El resto viene solo."
    

Educación en casa y libertad de enseñanza

   
   
En El Confidencial, Rafael Navarro Valls analiza la sentencia del TC sobre si es contrario a la Constitución que el Estado obligue a escolarizar a los niños que sus padres quieren educar en casa. Es bastante denso, y Aceprensa hace un buen resumen. En todo caso, yo estoy por la libertad de los padres en decidir qué es lo mejor para sus hijos.
  
  

26 de desembre de 2010

La visitadora

   
   
   
Este poema siempre me emociona. Es la esencia de la Navidad.





 La visitadora

Era Belén y era Noche buena la noche.
Apenas ni la puerta crujiera cuando entrara.
Era una mujer seca, harapienta y oscura
con la frente de arrugas y la espalda curvada.

Venía sucia de barro, de polvo de caminos.
La iluminó la luna y no tenía sombra.
Tembló María al verla; la mula no, ni el buey
rumiando paja y heno igual que si tal cosa.

Tenía los cabellos largos color ceniza,
color de mucho tiempo, color de viento antiguo;
en sus ojos se abría la primera mirada
y cada paso era tan lento como un siglo.

Temió María al verla acercarse a la cuna.
En sus manos de tierra, ¡oh Dios!, ¿qué llevaría?...
Se dobló sobre el Niño, lloró infinitamente
y le ofreció la cosa que llevaba escondida.

La Virgen, asombrada, la vio al fin levantarse.
¡Era una mujer bella, esbelta y luminosa!
El Niño la miraba. También la mula. El buey
mirábala y rumiaba igual que si tal cosa.

Era en Belén y era Noche buena la noche.
Apenas ni la puerta crujió cuando se iba.
María al conocerla gritó y la llamó «¡Madre!»,
Eva miró a la Virgen y la llamó «¡Bendita!».

iQué clamor, qué alborozo por la piedra y la estrella!
Afuera aún era pura, dura la nieve y fría.
Dentro, al fin, Dios dormido, sonreía teniendo
entre sus dedos niños la manzana mordida.

Antonio Murciano, 1929

    

25 de desembre de 2010

Bon Nadal!

Bon Nadal a tothom!
¡Feliz Navidad a todos!
He guardado este post hasta hoy, con el peligro de que ya lo conozcáis todos. Pero es tan genial!... Y que el 2011 nos traiga lo mejor.


24 de desembre de 2010

"Correr", de Jean Echenoz

 
 
"Correr"
Echenoz, Jean
Anagrama 2010


Emil Zátopek es un checo, humilde e ingenuo, que no le gustaba el deporte. Pero poco a poco se da cuenta de que le encanta correr. Se prepara sin entrenador ni médico, él solo, y adquiere un modo de correr desmañado, nada elegante, doloroso: es un motor sin carrocería. Pero con este estilo empieza a pulverizar récords, primero en su país y después en el mundo entero.

A través de los cuarenta años de carrera de Emil, el autor nos muestra con mucha ironía la historia de Checoslovaquia durante el régimen comunista. El gobierno espía al deportista, limita sus traslados, distorsiona sus declaraciones… Y Emil se adapta a lo que hay y saca lo mejor de sí mismo, sin lamentarse de la situación. Como si no pasara nada, nos va descubriendo la valía  del deportista .

El libro es una sucesión de descripciones de carreras. Pero no se hace repetitivo ni aburrido. Se necesita mucho talento para conseguirlo. Me ha gustado mucho. Un 9.

   
  


"L'Orgia Verbal", de Biel Barnils

   
   

"L'Orgia verbal, Converses amb Màrius Serra"
Barnils, Biel
Edicions Dau 2010

En aquest llibre, en Serra va parlant amb en Barnils de diversos temes, cada capítol dedicat a un de diferent: la seva vida a grans trets, la seva obra i treball, el periodisme, Catalunya i catalanitat, records del seu fill discapacitat Llullu, els seus llibres, la llengua i la mort. El més interessant és el de la llengua on disserta en general sobre l’enigma que suposa l’aprenentatge del llenguatge a l’infància, fins els quatre anys.

El to és desenfadat, i potser una mica superficial en temes transcendents, com és l’últim capítol sobre  mort. No es declara creient, però té una idea de la religió com una cultura judeocristiana on no s’hi hi troba còmode. Repeteix una sèrie d’estereotips que pel meu gust potser demostren poca profunditat. No s’ha pres la molèstia de veure d’on ve, a on va, i quin sentit té per els creients. Tots van dins el mateix sac.

Els dos protagonistes del llibre es coneixen molt, tracten a la mateixa gent, estan de acord en tot, i això fa que el llibre sigui poc interessant, poc intens. Adient per els fans del Màrius i els seus jocs de paraules. L’edició ha escollit un tipus de lletra que no es llegeix gaire bé: molt atapeïda i amb l’interlinea ample.Un 6.

   
  

23 de desembre de 2010

La fe en esta era globalizada, de Tony Blair

   
   
   
Me ha parecido magnífico este artículo de Tony Blair, publicado el domingo en La Vanguardia. Es un poco largo pero vale la pena llerlo, aunque sea en diagonal. Es una reflexión sobre la necesidad de que los políticos cuenten con la religión y lo que ésta puede aportar a la paz y el bienestar mundial. Además, hace una distinción clara y necesaria entre la religión como manifestación del anhelo espiritual que todos tenemos y el "nacionalismo espiritual que considera a los que no creen - incluso a los que tienen una creencia pero la ven de forma distinta- como no creyentes, infieles y, por consiguiente, enemigos".

La fe en esta era globalizada

Los gobiernos de todo el mundo deben empezar a tomar en serio la cuestión de la religión en el diseño de sus políticas

Mientras la tasa de natalidad de Europa está estancada, la población árabe va a duplicarse en las próximas décadas

Este tipo de mundo exige sustituir el recelo común por el respeto mutuo, pone del revés las tradiciones y desafía la forma de pensar

Los líderes religiosos tienen que aceptar una nueva responsabilidad: defender el respeto hacia quienes tienen creencias diferentes


Durante años se pensó, sobre todo en Occidente, que la religión desaparecería a medida que la sociedad se desarrollara. Pero no ocurrió así, por lo que en el comienzo de una nueva década es el momento de que los responsables del diseño de políticas tomen en serio la cuestión de la religión.

En todo el mundo el número de personas que proclaman su fe está creciendo. Un ejemplo de ello es el mundo islámico. Mientras la tasa de natalidad de Europa está estancada, la población árabe va a duplicarse en las próximas décadas y en muchos países asiáticos de mayoría musulmana la población aumentará. La cristiandad también está creciendo de manera extraña y en lugares inesperados.

El mayor crecimiento de la religión se da en China. En efecto, vale la pena reflexionar sobre la religiosidad de los chinos. Hay más musulmanes en China que en Europa, más protestantes practicantes que en Inglaterra y más católicos practicantes que en Italia. Además, de acuerdo con estudios recientes, aproximadamente cien millones de chinos se identifican como budistas. Y, por supuesto, el confucianismo - que es una filosofía más que una religión-se venera fervientemente.

En Brasil y en México hay un enorme movimiento evangélico. En Estados Unidos la fe sigue siendo para muchos una parte esencial de sus vidas. Incluso en Europa el número de personas que dicen creer en Dios es elevado. Y, por supuesto, hay cientos de millones de hindúes y numerosos sijs y judíos.

Los que tienen fe hacen un gran trabajo gracias a ella. Alrededor del 40% del servicio de salud en África se ofrece a través de organizaciones basadas en la religión. Los grupos de asistencia musulmanes, hindúes y judíos están activos en todo el mundo combatiendo la pobreza y la enfermedad. En cualquier país desarrollado se ve este tipo de atención altruista ofrecida a los discapacitados, los moribundos, los necesitados y los desfavorecidos por parte de personas que actúan bajo el impulso de su fe. Un elemento común de todas las grandes religiones es el amor al prójimo y la igualdad entre los seres humanos ante Dios.

Desafortunadamente, la compasión no es el único contexto en el que la religión motiva a las personas. También puede promover el extremismo e incluso el terrorismo. Es aquí donde la fe se convierte en una marca de identidad para distinguirse de los que no la comparten, un tipo de nacionalismo espiritual que considera a los que no creen - incluso a los que tienen una creencia pero la ven de forma distinta-como no creyentes, infieles y, por consiguiente, enemigos.

En cierta medida, siempre ha sido así. Lo que ha cambiado es la presión que supone la globalización, la cual está acercando a las personas a medida que la tecnología avanza y encoge el mundo. Hace cincuenta años los niños raramente podían conocer a alguien de otra cultura o con otra religión. Ahora, cuando veo jugar a mi hijo de diez años en el patio o a sus amigos en su fiesta de cumpleaños, observo innumerables idiomas, creencias religiosas y colores.

Personalmente, me alegro de ello. Sin embargo, este tipo de mundo exige sustituir el recelo común por el respeto mutuo. Este mundo pone del revés las tradiciones y desafía la forma de pensar pasada, obligándonos conscientemente a adoptarlo. O no.

Ahí está el problema: para algunos esta fuerza es una amenaza. Amenaza seriamente a las sociedades conservadoras. Y para los que la religión es importante, algunas veces la globalización puede ir acompañada de un secularismo agresivo o hedonista que incomoda a muchos.

Entonces, debemos entender cómo el mundo de la fe interactúa con el proceso compulsivo de la globalización. Sin embargo, es increíble el poco tiempo político o la escasa energía que dedicamos al tema. La mayor parte de los conflictos del mundo actual tienen una dimensión religiosa. El extremismo basado en una perversión del islam no da señales de disminuir; en efecto, no lo hará hasta que no se aborde desde el punto de vista religioso, así como con medidas de seguridad.

Este extremismo está produciendo lenta pero contundentemente su propia reacción, como vemos con las victorias electorales de los partidos islamofóbicos en Europa y las declaraciones de los líderes europeos en el sentido de que el multiculturalismo ha fracasado.

Por supuesto, con el paso del tiempo la religión ha sido a menudo parte de un conflicto político. Sin embargo, ello no significa que la religión debe ser desatendida. Al contrario, requiere de atención especial.

Lo veo muy claramente después de pasar tanto tiempo en Jerusalén, donde - en Oriente y Occidente-hay un marcado aumento de la religiosidad. Creé mi Faith Foundation precisamente para facilitar un mayor entendimiento entre las creencias. Mi razonamiento es simple. Los que son partidarios del extremismo en el nombre de la religión están activos, tienen suficientes recursos y - a pesar de la naturaleza reaccionaria de su pensamiento-son brillantes en el uso de la tecnología y comunicaciones modernas. Estimamos que miles de millones de dólares se dedican cada año a promover este punto de vista de la religión.

Así, mi fundación tiene un programa universitario - ahora en preparación en nueve países-que está diseñado para llevar a la religión más allá del dominio de las escuelas teológicas y empezar a analizar su papel en el mundo actual. Tenemos otro programa - en quince países y otros que se unirán-que vincula a los estudiantes de secundaria de todo el mundo a través de tecnología interactiva para hablar de su religión y lo que significa para ellos. Además, tenemos un programa de acción mediante el cual los jóvenes trabajan con otros que tienen distintas creencias con el fin de crear conciencia sobre los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas para combatir la pobreza en el mundo.

Somos sólo una organización. Hay otras que se están creando. Sin embargo, los gobiernos deben empezar a tomar el asunto en serio. La Alianza de Civilizaciones que crearon España y Turquía es un ejemplo. El rey de Arabia Saudí también ha mostrado un gran liderazgo en el tema. No obstante, no se trata únicamente de reunir a altas personalidades. Se tiene que llegar a las raíces de las naciones, especialmente a los medios de comunicación de sus jóvenes.

Finalmente, los líderes religiosos tienen que aceptar una nueva responsabilidad: defender firme y decisivamente el respeto hacia quienes tienen creencias diferentes de las suyas. Los secularistas y extremistas agresivos se alimentan mutuamente. En conjunto, constituyen un verdadero desafío para las personas de fe. Debemos demostrar la naturaleza bondadosa de la fe genuina; de lo contrario, la religión será definida por una batalla en la que los extremistas toman el control de las comunidades religiosas y en la que los secularistas afirman que esas actitudes son intrínsecas a la religión.

Eso sería una tragedia. Porque, sobre todo, en esta era de la globalización esa fe puede representar razón y progreso. La religión no está muriendo ni debería. El mundo necesita fe.

18 de desembre de 2010

"Blanca como la nieve, roja como la sangre"

   
   
   
Blanca como la nieve, roja como la sangre
Alessandro D'Avenia
Grijalbo

"La literatura protagonizada por adolescentes es abundantísima –podría formar casi un género aparte– y ha dado obras de indudable calidad que a menudo han influido en muchas generaciones. Alessandro D’Avenia es un italiano de treinta y dos años, doctor en Filología Clásica, profesor de un colegio y guionista. El éxito en Italia de su primera novela le ha abierto las puertas a la traducción a diversos idiomas.

Leo es un mal estudiante, pasota, buen deportista, desorientado, nada idealista, que tiende a culpar de todo a los demás y siente una especial inquina por los docentes, a los que considera parásitos, inútiles y fracasados. En primera persona, nos cuenta un año de su vida: las clases en el instituto, las relaciones con sus padres, el campeonato de fútbol con el equipo del colegio… y dos hechos que transformarán sus ideas y su conducta: la llegada de “El Soñador”, un profesor distinto, ante el que poco a poco sus manías y aversiones irán cambiando, y el enamoramiento de Beatrice…" 
Pero la auténtica protagonista del libro es Silvia, también de la clase de Leo.

Tiene gracia este libro, para adolescentes pero también para padres y profesores. El autor se mete con bastante credibilidad en el interior de Leo, se nota que tiene experiencia con adolescente, no en vano es profesor de instituto. Se lee con facilidad. Me ha sobrado un poco que la "moralina" es demasiado directa. Un 7.
  
   
  




13 de desembre de 2010

La vida secreta de las abejas

   
   
 
Lily es una niña de quince años que a los cuatro mata por accidente a su madre. Su padre la ignora. Después de que maltraten a una criada negra, decide huir con ella, buscando Tiburón, un pueblo, casi la única referencia que tiene de su madre. Es 1964 y se acaba de publicar la ley que reconoce la igual dignidad de los blancos y los negros, con muy mala aceptación por parte de los primeros. Película muy agradable, sin más pretensiones. La cría trabaja de miedo.


12 de desembre de 2010

Origen

   
  
  
Un futuro no muy lejano, en que se ha desarrollado una técnica que permite introducirse en los sueños ajenos. Y en su subconsciente la persona "asaltada" puede desvelar a sus "asaltantes" secretos ocultos, de valor lucrativo o que permiten su manipulación. Cobb lidera un grupo de "ladrones de sueños", que desea dejar tal actividad. Pero acusado del asesinato de su mujer Mal, y alejado de sus dos hijitos en Estados Unidos, recibe de Saito, un hombre poderoso, una oferta que no puede rechazar: deberá sumergirse en la cabeza de Robert Fischer, heredero de un gran imperio económico, e implantar en su mente, como si fuera una idea propia -"origen", o en inglés "inception"-, la liquidación del conglomerado que creó su padre; a cambio podrá reunirse con los suyos e iniciar una vida nueva. Con su equipo y la "arquitecta" de escenarios para los sueños Ariadne intentará una operación muy compleja, que podría dejar a todos en una especie de limbo.

Soy incapaz de resumir este argumento, por eso lo ha copiado de DeCine21. Está super bien. Recuerda Matrix, aunque no es tan revolucionaria. Abstenerse los que les gusta el cine tranquilo y con argumentos reales. La película tiene una lógica aplastante y muy bien construida, pero se necesita la capacidad de abstenerse de compararla con lo posible. He disfrutado viéndola.





7 de desembre de 2010

"La màscara del rei Artur"

 
 
 
"La màscara del rei Artur"
Pilar Rahola
La Magrana 2010

En aquest llibre, l'autora es proposa conèixer a l'Artur Mas, candidat a la Generalitat de Catalunya. Avui ja sabem qui serà el proper president, i per això m'he animat a llegir aquest llibre. Per a mi, l'Artur Mas és un perfecte desconegut.

No és una biografia. La Pilar intenta, i ho aconsegueix, treure la màscara darrera la qual s'amaga aquest home, no perquè ho faci conscientment, sinó perquè el seu tarannà és així: no és "populista". I sobre tot, perquè la majoria tenim l'imatge que ha creat Polònia d'ell, que és falsa.

Penso que l'autora aconsegueix el seu propòsit. I a qui he descobert jo? Dons un home intel·ligent, seriós, que sap treballar, que té una consciència familiar molt aguda (passa la família davant la política), que sap d'economia, i que abans de dedicar-se a la política ha demostrat la seva vàlua en una feina que no és de partit polític. També té les idees molt clares del que vol aconseguir: el primer de tot, aixecar el país, retornar la confiança en el que som i com som.

També la autora va investigant els tòpics i llegendes que l'acompanyen:
1. "És vanitós, pijo i prepotent".
2. "És un pelele del pinyol (Oriol Pujol i companyia), sense capacitat de lideratge".
3. "No és amic de Pujol ni de Duran Lleida".
4. "No sap establir ponts de diàleg".
5. ......

Bé. Per trobar resposta haureu de llegir el llibre. Com a mi la Rahola m'agrada bastant com escriu, m'ho he passat molt bé, i crec que conec un mica més al personatge. Un 9. Anticatalanistes abstenir-se. Està traduït al castellà.
 
 
 

5 de desembre de 2010

¿Qué mundo dejamos a nuestros hijos?

   
   
   
Contestando a la gallega, ¿Qué hijos dejamos en este mundo?
Me ha llegado por mail este escrito. Me encanta el sentido común de Abadía. Nada retórico. Pura sabiduría vital (de la vida). Lo transcribo.El subrayado es mío.

Leopoldo Abadía (Zaragoza, 1933) es un profesor y escritor español conocido por su análisis de la crisis económica actual. 

Leopoldo Abadía (autor de " La crisis Ninja ") dice :

Me escribe un amigo diciendo que está muy preocupado por el futuro de sus nietos. Que no sabe qué hacer: si dejarles herencia para que estudien o gastarse el dinero con su mujer y que "Dios les coja confesados". Lo de que Dios les coja confesados es un buen deseo, pero me parece que no tiene que ver con su preocupación. En muchas de mis conferencias, se levantaba una señora (esto es pregunta de señoras) y decía esa frase que me a mí me hace tanta gracia: "qué mundo les vamos a dejar a nuestros hijos?" Ahora, como me ven mayor y ven que mis hijos ya están crecidos y que se manejan bien por el mundo, me suelen decir "qué mundo les vamos a dejar a nuestros nietos?" Yo suelo tener una contestación, de la que cada vez estoy más convencido: "y a mí, qué me importa?!" Quizá suena un poco mal, pero es que, realmente, me importa muy poco. Yo era hijo único. Ahora, cuando me reúno con los otros 64 miembros de mi familia directa, pienso lo que dirían mis padres, si me vieran, porque de 1 a 65 hay mucha gente. Por lo menos, 64.

Mis padres fueron un modelo para mí. Se preocuparon mucho por mis cosas, me animaron a estudiar fuera de casa (cosa fundamental, de la que hablaré otro día, que te ayuda a quitarte la boina y a descubrir que hay otros mundos fuera de tu pueblo, de tu calle y de tu piso), se volcaron para que fuera feliz. Y me exigieron mucho. Pero ¿qué mundo me dejaron? Pues mirad, me dejaron:

1.La guerra civil española
2.La segunda guerra mundial
3.Las dos bombas atómicas.
4.Corea
5.Vietnam
6. Los Balcanes
7. Afganistán
8. Irak
9. Internet
10. La globalización

Y no sigo, porque ésta es la lista que me ha salido de un tirón, sin pensar. Si pienso un poco,escribo un libro.

¿Vosotros creéis que mis padres pensaban en el mundo que me iban a dejar? ¡Si no se lo podían imaginar! Lo que sí hicieron fue algo que nunca les agradeceré bastante: intentar darme una muy buena formación. Si no la adquirí, fue culpa mía. Eso es lo que yo quiero dejar a mis hijos, porque si me pongo a pensar en lo que va a pasar en el futuro, me entrará la depre y además, no servirá para nada, porque no les ayudaré en lo más mínimo.

A mí me gustaría que mis hijos y los hijos de ese señor que me ha escrito y los tuyos y los de los demás, fuesen gente responsable, sana, de mirada limpia, honrados, no murmuradores, sinceros, leales. Lo que por ahí se llama "buena gente".

Porque si son buena gente harán un mundo bueno. Por tanto, menos preocuparse por los hijos y más darles una buena formación: que sepan distinguir el bien del mal, que no digan que todo vale, que piensen en los demás, que sean generosos...

En estos puntos suspensivos podéis poner todas las cosas buenas que se os ocurran. Al acabar una conferencia la semana pasada, se me acercó una señora joven con dos hijos pequeños. Como también aquel día me habían preguntado lo del mundo que les vamos a dejar a nuestros hijos, ella me dijo que le preocupaba mucho qué hijos íbamos a dejar a este mundo.

A la señora joven le sobraba sabiduría, y me hizo pensar. Y volví a darme cuenta de la importancia de los padres. Porque es fácil eso de pensar en el mundo, en el futuro, en lo mal que está todo, pero mientras los padres no se den cuenta de que los hijos son cosa suya y de que si salen bien, la responsabilidad es un 97% suya y si salen mal, también, no arreglaremos las cosas. Y el Gobierno y las Autonomías se agotarán haciendo Planes de Educación, quitando la asignatura de Filosofía y volviéndola a poner, añadiendo la asignatura de Historia de mi pueblo (por aquello de pensar en grande) o quitándola, diciendo que hay que saber inglés y todas estas cosas.

Pero lo fundamental es lo otro: los padres. Ya sé que todos tienen mucho trabajo, que las cosas ya no son como antes, que el padre y la madre llegan cansados a casa, que mientras llegan, los hijos ven la tele basura, que lo de la libertad es lo que se lleva, que la autoridad de los padres es cosa del siglo pasado.
Lo sé todo. TODO. Pero no vaya a ser que como lo sabemos todo, no hagamos NADA.

Leopoldo Abadía

P.D.
1. No he hablado de los nietos, porque para eso tienen a sus padres.
2. Yo, con mis nietos, a merendar y a decir tonterías y a reírnos, y a contarles las notas que sacaba su padre cuando era pequeño.
3. Y así, además de divertirme, quizá también ayudo a formarles.
   
   
  

1 de desembre de 2010

¿Con el móvil nos comunicamos?

   
   
    
¿O nos aislamos? ¡Muy bueno! (Odio el teléfono)