18 de febrer de 2011

Fracaso escolar

   
   
   
Ahir vaig llegir una carta a La Vanguardia que em va treure de polleguera, per injusta, i la vaig contestar ràpidament. Avui me l'han publicat. Copio les tres que formen una serie iniciada el dimecres i replicada dues vegades. La última és la meva.

Menys alumnes a l´aula (16 / II / 2011)

CARLES SERRA MARIMON  - Barcelona
Tot i entenent que les mesures destinades a millorar els resultats del nostre sistema educatiu passen pel diàleg amb la mateixa comunitat educativa, m´agradaria fer un suggeriment sobre possibles millores al nostre sistema educatiu. Penso que una mesura efectiva i que trobaria consens unànime en la comunitat docent és la reducció de la ràtio real d´alumnes per professor.

Aules amb un màxim de 20-21 alumnes per professor facilitaries l´atenció a la diversitat, l´aplicació de diferents metodologies, una millor gestió de l´aula, millor control i retorn dels deures, la realització d´activitats més pràctiques, el seguiment tutorial... i en definitiva, una millora de la qualitat i resultats del nostre sistema educatiu.

La nostra feina no deixaria de ser complicada però sí que els objectius curriculars passarien a ser més assolibles.


Fracaso escolar (17 / II / 2011)

ANTONIO BARTOLÍ HERRÁN  - Barcelona
Cuando leo cartas como "Menys alumnes a l´aula" (16/ II/ 2011), que justifican los malos resultados escolares por el exceso de alumnos por aula o basándose en soluciones raras como mejorar la comunicación o mejores tutorías, me viene a la memoria que en mis tiempos las clases eran de 60 alumnos y no había tutorías, ni consejos escolares, ni apas... pero el fracaso era muy reducido, sólo uno o dos repetidores por curso. ¿No será que lo que realmente falla es el interés y la preparación de los profesores?


Fracaso escolar
(18 / II / 2011)

PILAR BLANCO DEL PRADO  - Suscriptora Badalona
Cuando leo cartas como la del señor Bartolí "Fracaso escolar" (17/ II/ 2011), que achacan éste a la falta de interés y preparación del profesorado, me vienen a la memoria mis primeros años de profesora en secundaria: 42 alumnos de 15 años por aula, que me escuchaban y mostraban respeto e interés por mi clase, cuando yo tenía 22 años y nula experiencia ni preparación.

Han pasado 30 años, mi interés y experiencia han aumentado exponencialmente, y me las veo y deseo para que algún alumno que quiera aprender pueda hacerlo compartiendo aula con compañeros desmotivados que se empeñan en destrozar el ambiente de trabajo. Señor Bartolí, paséese por las aulas antes de hacer afirmaciones gratuitas con tanta frivolidad. ¿No será que lo que realmente falla es la educación en las familias y la sociedad? Con menos alumnos por aula se podría paliar parte del problema. Y otra medida necesaria sería diversificar los currículos en secundaria en función de los intereses de los alumnos.
 
 
 

1 comentari:

  1. Bueno, un aplauso Pilu. Yo también soy profesora y la gente opina gratuitamente. La sociedad ha cambiado y la falta de conexión entre familia-profesorado unido a muchas otras cosas como lo que tú dices: el pasotismo de muchas familias nos lo pone cada vez más difícil.
    Hay muchos problemas que solucionar, habrá profesores poco comprometidos pero estoy segura que el problema es otro.
    Besos.

    ResponElimina