10 de maig de 2011

¡Perdón, mamá!

Precioso anuncio de un detergente. Hay que dar a cada cosa su valor antes de ponernos histéricos.



3 comentaris:

  1. ¡como me he reído! se parecen a mis hijos cuando quieren salir de un buen regaño.
    Tienes razón, es precioso ¡gracias por compartirlo!
    Ale.

    ResponElimina
  2. Qué bueno. La verdad es que hoy parece que a los niños se les regaña más por cosas "de niños" que por otras barbaridades que puedan llegar a cometer.

    ResponElimina