22 de juliol de 2013

Entrevista a Natalia Sanmartín



Al leer su novela, que me gustó mucho, como sabéis, intentaba imaginarme como sería ésta chica. Me ha encantado esta entrevista. Sólo una mujer como ésta podría escribir un libro como éste. ¡Felicidades, Natalia!

 


P.- ¿Por qué tantas editoriales internacionales han mostrado verdadero interés por tu libro?

Creo que confluyen varios factores:

- La historia es europea, transcurre en un pueblecito que está al norte de Francia, es un canto a la vieja cultura y tradición europea, al estilo de vida que ha reinado durante siglos en Europa, no se trata de una novela local, y además es fácil identificarse con la historia que se cuenta.

- Obviamente trata de que vivimos en un mundo lleno de ruido (exterior e interior) y la idea de que en el camino alocado que hemos emprendido durante los últimos años, no hemos sido conscientes de haber perdido cosas esenciales. Con independencia de la crisis, hay algo en el estilo de vida moderno que no está adaptado a la escala humana, que es estruendoso y desmesurado, que no funciona.

- Es una novela luminosa, que reivindica la búsqueda de tesoros como la belleza, el bien, la verdad, la amistad, la cortesía, la literatura, la delicadeza, el tiempo, la educación… y sobre todo en un momento oscuro como el que estamos viviendo.

- El último factor, el buen trabajo de un agente, esencial e indispensable para una novela inédita.

P.- ¿Cómo surgió la señorita Prim y ese mundo tan luminoso de San Ireneo de Arnois?

Yo quería escribir la historia que a mí me hubiese gustado leer, es más me hubiese gustado fundar San Ireneo de Arnois, el tipo de mundo que, aunque todo esté idealizado como en un cuento. En el fondo, la medida natural del hombre es más pequeña: para la reflexión, para las relaciones personales, para cultivar el intelecto y el alma… reivindicar esas cosas sencillas pero profundas que son columnas vertebrales de la naturaleza humana y de la vida en sociedad. A mí me interesa mucho la tradición europea, no solo del siglo XIX, sino también remontándome al siglo XIII, XI y a la antigüedad clásica, y creo que hemos llegado a un punto en que pensamos que las soluciones a los problemas están siempre delante, y entonces hacemos tabla rasa. A nadie se le ocurre hacer un ejercicio como es detenerse, mirar hacia atrás y pensar en lo que hemos perdido por el camino. Hemos ido cortando lazos en lugar de ir sumando experiencias de forma natural. Así los nuevos padres se esfuerzan en buscar compendios de pedagogía cuando quizá es más sensato recuperar los modos y valores en que ellos mismos fueron educados, e ir sumando. Es como la catedral que constituye una unidad armónica a costa de ir acumulando diferentes estilos en el tiempo. Así, integrarnos en esa tradición forma parte también de nuestra identidad, de nuestras raíces y nos da una base de la que en muchas ocasiones carecemos.

P.- Libro que es como un alegato por olvidar el individualismo salvaje y recuperar los valores sociales de las pequeñas sociedades.

Hay que intentar cambiar los puntos de vista: vivimos en un mundo donde las cosas parece que se ven desde una sola perspectiva, donde ni siquiera conocemos el nombre de nuestros vecinos, donde el individualismo y el estruendo impera, donde la ciudad parece el único camino ligado a la calidad de vida, donde no hay tiempo para nada y se lleva una vida deshumanizante. No estoy diciendo que este cuento plantee el acabar con las ciudades, sino el recuperar el valor de esos pueblos pequeños como núcleos urbanos que han ido existiendo a lo largo de la historia, y que se han ido abandonando pero que durante siglos vertebró Europa.

P.- Personajes muy reales que parecen respirar una atmósfera totalmente irreal.

Puede ser, de hecho, esta no pretende ser una novela realista, más bien un ideal. En la literatura de los últimos años hemos primado reflejar la parte oscura de la naturaleza humana, mientras que yo pienso que esa naturaleza está compuesta de una capacidad sublime para la belleza y para el bien, y también una capacidad tremenda para el mal. Yo he elegido la primera capacidad de la conducta humana como protagonista de mi libro: la generosidad, la gentileza, la cortesía, cuidar de alguien más que no sea uno mismo, buscar el tiempo para dedicarlo a tus vecinos, para reflexionar, para cultivar la mente y el alma, para la trascendencia, para la búsqueda…

P.- Tu libro es una huída de la monetarización del sistema, de la frustración que supone no hacer lo que uno realmente quiere.

Nos hemos creado un nivel de necesidad material que nos obliga a seguir desarrollando actividades que no nos gustan, pero que nos ayudan a mantener nuestro nivel de vida por encima de lo necesario. Hay gente que trabaja diez horas al día para retener ese estatus y en el fondo no disfruta de su familia. Es necesario cubrir las necesidades de una forma digna que permita disfrutar, sin embargo hemos llegado a un punto en que el éxito se mide por la monetarización de todo lo que tenemos, cuando no todo es material, sino que existen muchas cosas fundamentales que no son tan materiales o tecnológicas.

P.- Evasión de la actual realidad y reconciliación con ideales básicos se dan la mano en tu libro.

Buscaba abrir otra puerta, ofrecer otra visión. A mí, escribirlo y más en el momento convulso que vivimos me ha servido de escape: yo venía de la disparada prima de riesgo y del rescate bancario, y me metía en San Ireneo de Arnois para merendar con la señorita Prim. Sí la evasión es algo que todos buscamos a diario.

P.- Del periódico económico Cinco Días, como jefa de opinión, a ser creadora de este especial mundo literario…

Es que los periodistas económicos también somos seres humanos (risas). Normalmente cuando termino mi trabajo, y cierro el diario, desconecto por completo. Y eso no quita que al día siguiente esté al día de todo lo pendiente. Pero desconectar es algo necesario, y además antes de ser periodista soy lectora, necesito leer. Creo que es una de esas cosas que se han perdido, sobre todo por parte de los niños que han crecido con muchas imágenes pero no con libros. La lectura te lleva a nuevos mundos, aunque estén creados por otros. En este caso, el creador en minúscula he sido yo, de un mundo diferente, de unos personajes; abrir esa puerta y ponerse a escribir ha sido para mí todo un placer, aunque haya tenido que quitar muchas horas al sueño.

¿Qué lecturas te han ayudado a escribir El despertar de la señorita Prim?

El libro bebe mucho de lo que yo he leído. Tiene mucho de Elizabeth von Arnim, algo de Jane Austen, de Salinger, me gusta la literatura inglesa en general. Pero mi mayor influencia no viene de la novela sino de tres autores como C. S. Lewis, Ronald Knox, el cardenal John Henry Newman, y de los textos de patrística de los tres primeros siglos cristianos, y textos medievales de la escolástica de la que estoy perdidamente enamorada. Esto te puede dar a entender que soy mitad señorita Prim y mitad Hombre del sillón. Necesito rodearme de belleza, me gusta la poesía, me emociona la delicadeza y belleza de los paisajes, pero también tengo una parte muy racional y escolástica

P.- ¿Por qué uno de los protagonistas, el Hombre del sillón, no tiene nombre asignado?

Por un lado es un guiño a Elizabeth von Arnim, que tiene un libro de 1898 que se llama Elizabeth y su jardín alemán que es una verdadera delicia, y en el que ella retrata a su marido, un barón alemán con el que no se llevaba muy bien, y al que llama todo el tiempo el hombre airado. Y por otro lado, el libro está tratado desde el punto de vista de la señorita Prim, y esa es la forma que ella tiene de caricaturizar esa figura tan estricta.

Con Prudencia Prim buscaba un personaje que pudiese ubicarse en cualquier escenario europeo, sobre todo teniendo en cuenta, que el pueblo es resultado de la unión de gente de diferentes lugares. Ella es una mujer moderna, titulada, llena de autosuficiencia, pero al mismo tiene encima una rigidez tremenda, con un gran sentido del orden aunque luego se va flexibilizando.

P.- Si tuvieras que darle una ubicación geográfica real a San Ireneo de Arnois, ¿dónde sería?

Creo que lo ubicaría en Normandía, un espacio bello y acorde con la historia.

P.- En tu novela se respira el aire de la religión en la mayoría de sus páginas.

La religión está en todas partes aunque en la novela no haya utilizado términos teológicos o religiosos: es un pueblecito a la sombra de una abadía benedictina, se celebra la Navidad, el converso tradicionalista de misa en latín que protagoniza la historia (si ella busca la belleza, él ha llegado hasta donde está a través de la razón, en una búsqueda de la verdad) y que en el fondo es un escolástico convencido… aunque no utilice palabras concretas. De hecho, uno de los temas principales es la búsqueda de la trascendencia, pero desde la tradición espiritual europea.

P.- ¿Tienes ya nuevos proyectos que puedas comentar?

Por ahora ir viendo como se desarrolla esto que para mí es una aventura que acaba de empezar, seguir con mi trabajo en Cinco Días que también es muy absorbente e interesante, y poco más. No estoy escribiendo nada ni planificando nuevas ideas, solo seguir adelante con mi vida tanto personal como profesional. Poco a poco.

Fuente

13 de juliol de 2013

"La insolación"



La insolación
Laforet, Carmen 1963

Martín Soto, que vive con sus abuelos, pasa el verano de los 14, 15 y 16 años en Beniteca, junto al mar. Allí conoce a los hermanos Corsi, Anita y Carlos, de los que no puede prescindir a partir de ese momento. Martín es serio, le gusta dibujar, y está pasando por una etapa difícil. Su padre es militar, su madrastra no lo quiere nada, y la amistad con los Corsi y su niñera Fru-Fru,, una trapecista trasnochada, supone para él una bocanada de aire fresco. El conocimiento de un mundo totalmente opuesto al que vive él en la España de la posguerra.
El tema de la novela es la adolescencia. Muy bien escrita, a ratos quizás se me ha hecho un poco premiosa. Un 8.


"El Papa Francisco. Conversaciones con Jorge Bergoglio"


El Papa Francisco. Conversaciones con Jorge Bergoglio.
Francesca Ambrogetti / Sergio Rubin
LibrosB

Después del Cónclave que eligió al Papa Francisco, salieron enseguida varios libros sobre él. Éste cayó en mis manos, porque se lo regalaron a mi madre. Y es muy interesante leerlo. Son una serie de entrevistas que le hicieron cuando era cardenal, en Argentina. El Papa habla de todo, no rehuye ningún tema de los que se le plantean. Realmente es interesante, porque se adquiere una primera visión de cómo es este Papa y su pensamiento, qué le gusta, qué le mueve, por qué se hizo sacerdote... Un 8.

"El 13 de marzo de 2013 monseñor Jorge Bergoglio fue elegido sucesor de Joseph Ratzinger para ocupar, como Papa Francisco, el trono de Pedro. Este libro, resultado de unas conversaciones con Sergio Rubin y Francesca Ambrogetti, es un testimonio único y en rigurosa primera persona sobre los acontecimientos que marcaron la vida del actual pontífice.

En él, de manera clara y cercana, Jorge Bergoglio explica el desembarco de su familia en el puerto de Buenos Aires en 1929, las circunstancias de su nacimiento, cómo fue su infancia, y cómo a partir de una pulmonía grave sintió los primeros signos de su vocación religiosa. Nos habla también de su ingreso en el seminario, de las primeras clases que impartió, de su experiencia como docente de psicología y literatura… hasta el surgimiento del “fenómeno Bergoglio”, luego de que Juan Pablo II lo consagrase cardenal.

Bergoglio accede a responder, con sinceridad y valentía, preguntas directas y claras que le permiten ir desgranando su pensamiento con la lucidez que lo caracteriza y sin eludir ningún tema incómodo: desde cómo debe ser la experiencia de orar, pasando por el celibato o el trabajo pastoral de la Iglesia, hasta los escándalos sexuales o su opinión sobre la dictadura argentina.

El papa Francisco es el libro definitivo para entender la personalidad y el pensamiento del actual Papa."

Fin de curso del Club de Lectura



Como cada año, clausuramos el curso del Club de Lectura con una costillada en casa de unos amigos. Y por la tarde tuvimos la suerte de contar con el autor de "La bibliotecaria de Auschwitz", Antonio Iturbe. Nos contó la génesis del libro, surgieron preguntas sobre qué hechos son reales y cuales de ficción en su novela, los personajes... Muy interesante, realmente. En fin. No sé cuantos años llevamos con este club. Creo que 20. No está mal ¿eh? ¡Gracias, Antonio, por tu aportación!




10 de juliol de 2013

¿Religión en la escuela?



Hace unos días fui a un concierto de Jordi Savall, dos "Jubilate", uno de Lully y otro de Haendel, y dos "Magníficats", uno de Vivaldi y otro de J. S. Bach. Y pensaba: ¿Qué entenderían mis alumnos de estas obras? Pues nada de nada, porque aunque pueden leer la letra, no saben el contexto, ni cuando lo proclamó la Virgen, ni quien es la Virgen... Y lo mismo con "El Pessebre", de Pau Casals, que escuché en Montserrat hace dos sábados. Tiene una profundidad teológica increíble. No lo conocía, y me gustó mucho. En fin. Si en Europa queremos saber interpretar nuestro arte, lógicamente hemos de aprender religión cristiana, o nos perdemos un mundo. A ver si nos dejamos de miedos a que nos coman el coco, y aprendemos de éste Juan Jaurés, socialista ateo francés. Reproduzco aquí una carta a su hijo.

"Carta que el socialista ateo francés Jean Jaurés (1859-1914), fundador del periódico L'Humanité, escribió a su hijo.
  
Querido hijo:
    
Me pides un justificante que te exima de cursar religión, un poco por tener la gloria de proceder de distinta manera que la mayor parte de los condiscípulos y temo que también un poco para parecer digno hijo de un hombre que no tiene convicciones religiosas. Este justificante, querido hijo, no te lo envío ni te lo enviaré jamás.
    
No es porque desee que seas clerical, a pesar de que no hay en esto ningún peligro, ni lo hay tampoco en que profeses las creencias que te expondrá el profesor. Cuando tengas la edad suficiente para juzgar, serás completamente libre, pero tengo empeño decidido en que tu instrucción y tu educación sean completas, y no lo serían sin un estudio serio de la religión.
    
Te parecerá extraño este lenguaje después de haber oído tan bellas declaraciones sobre esta cuestión; son, hijo mío, declaraciones buenas para arrastrar a algunos pero que están en pugna con el más elemental buen sentido. ¿Cómo sería completa tu instrucción sin un conocimiento suficiente de las cuestiones religiosas sobre las cuales todo el mundo discute? ¿Quisieras tú, por tu ignorancia voluntaria, no poder decir una palabra sobre estos asuntos sin exponerte a soltar un disparate?
    
Dejemos a un lado la política y las discusiones y veamos lo que se refiere a los conocimientos indispensables que debe tener un hombre de cierta posición. Estudias mitología para comprender historia y la civilización de los griegos y de los romanos y ¿qué comprenderías de la historia de Europa y del mundo entero después de Jesucristo, sin conocer la religión, que cambió la faz del mundo y produjo una nueva civilización? En el arte ¿qué serán para ti las obras maestras de la Edad Media y de los tiempos modernos, si no conoces el motivo que las ha inspirado y las ideas religiosas que ellas contienen?
    
En las letras ¿puedes dejar de conocer no sólo a Bossuet, Fenelón, Lacordaire, De Maistre, Veuillot y tantos otros que se ocuparon exclusivamente de cuestiones religiosas, sino también a Corneille, Racine, Hugo, en una palabra a todos estos grandes maestros que debieron al cristianismo sus más bellas inspiraciones? Hasta en las ciencias naturales y matemáticas encontrarás la religión: Pascal y Newton eran cristianos fervientes; Ampere era piadoso; Pasteur probaba la existencia de Dios y decía haber recobrado por la ciencia la fe de un bretón.
    
Ya que hablo de educación: ¿para ser un joven bien educado es preciso conocer y practicar las leyes de la Iglesia? Sólo te diré lo siguiente: nada hay que reprochar a los que las practican fielmente, y con mucha frecuencia hay que llorar por los que no las toman en cuenta. Hay que convenir en la necesidad de conocer las convicciones y los sentimientos de las personas religiosas. Si no estamos obligados a imitarlas, debemos por lo menos comprenderlas para poder guardarles el respeto, las consideraciones y la tolerancia que les son debidas. Nadie será jamás delicado, fino, ni siquiera presentable sin nociones religiosas.
    
Querido hijo: convéncete de lo que digo: muchos tienen interés en que los demás desconozcan la religión, pero todo el mundo desea conocerla. En cuanto a la libertad de conciencia y otras cosas análogas, eso es vana palabrería que rechazan de ordinario los hechos y el sentido común. Muchos anti-católicos conocen por lo menos medianamente la religión; y su conducta prueba que han conservado toda su libertad.
    
Además, no es preciso ser un genio para comprender que sólo son verdaderamente libres de no ser cristianos los que tienen la facultad de serlo, pues, en caso contrario, la ignorancia les obliga a la irreligión. Te sorprenderá esta carta, pero precisa, hijo mío, que un padre diga siempre la verdad a su hijo. Ningún compromiso podría excusarme de esa obligación
    
Recibe, querido hijo, el abrazo de tu padre
                                                                                                Jean"

6 de juliol de 2013

"Cuando el rojo es negro"



Cuando el rojo es negro
Qiu Xiaolong
Editorial Almuzara 2009

Novela negra china. Me ha gustado. El ritmo es lento. Pero más allá de la intriga, dibuja el ambiente de la China actual de un modo muy ilustrativo. Creo que voy a repetir este autor. Un 8.

"El inspector Chen, de la Policía de Shanghai, está temporalmente alejado del Departamento. Trabaja ahora para un acaudalado hombre de negocios que pretende construir un gran complejo residencial, una creación que logre evocar el brillo y glamour de los lejanos años 30. Pero cuando el antiguo miembro de la Guardia Roja, la novelista Yin Lige, es asesinada en su apartamento tras publicar una obra muy crítica con el régimen imperante, Chen deberá regresar al servicio activo para colaborar con su subalterno, el detective Yu, y detener así al culpable. Un caso que dejará entrever a Chen serias implicaciones políticas."

"La marca del meridiano"



La marca del meridiano
Silva, Lorenzo
Premio Planeta 2012

Me encanta esta pareja de guardia civiles. Los pensamientos de Bevilacqua, llenos de sentido común y desengaño personal, son una delicia. Un 8.

"En una sociedad envilecida por el dinero sucio y la explotación de las personas, todavía el amor puede ablandar a las fieras. Un guardia civil retirado aparece colgado de un puente, asesinado de manera humillante. A partir de ese momento, la investigación que ha de llevar a cabo su viejo amigo y discípulo, el brigada Bevilacqua, abrirá la caja de Pandora: corrupción policial, delincuentes sin escrúpulos y un hombre quijotesco que buscará en el deber y el amor imposible la redención de una vida fracturada.

Ambientada en la Cataluña actual, esta absorbente novela policíaca de Lorenzo Silva, maestro indiscutible del género, se adentra más allá de los hechos y presenta un sólido retrato del ser humano ante la duda moral, el combate interior y las decisiones equivocadas."

 

El profesor (Detachment)



Dura película, mis alumnos al lado de éstos son auténticos angelitos. Las interpretaciones son
magníficas. Para adultos, vale la pena. Hay que hacer el bien, aunque los resultados no sean los esperados.

"Henry Barthes es profesor sustituto, que va de instituto en instituto haciendo suplencias. Ahora acaba de llegar a uno especialmente conflictivo. De rostro permanentemente triste, se toma sin embargo muy en serio su trabajo de profesor de literatura con sus alumnos, su deseo es darles armas para enfrentarse a un mundo que inevitablemente les va a desilusionar igual que a él, pero en el que se puede vivir al menos con una cierta dignidad, dando amor y haciendo lo correcto. Además de las relaciones que establece en el instituto con alumnos y colegas, Henry tiene una vida fuera de las aulas donde le toca ocuparse de su abuelo senil, que fue quien le crió, y de Erica, una adolescente prostituta a la que ha rescatado de la calle. Y sin embargo, un ego tremendamente pesimista le cubre de una capa de impenetrabilidad, que impide un trato normal con sus semejantes." DeCine21.



"El jurado número 10"



El jurado número 10
Calderón, Reyes
Martínez Roca 2013

La verdad, me gustan más las novelas con la juez MacHor de protagonista, pero qué se le va a hacer. Es interesante porque se ve el día a día de un proceso donde un abogado falsifica pruebas. Una mentira lleva a otra, etc, con un ritmo trepidante. El protagonista es muy salado, pero su secretaria me ha puesto un poco nerviosa, y ha hecho que a ratos me resulte desagradable. Pero vale la pena. Un 8.

"En esta novela negra, los integrantes de un modesto despacho de abogados de provincias se verán envueltos, sin quererlo ni desearlo, en un caso que les supera totalmente: drogas de diseño, blanqueo de capitales y corrupción a gran escala… Efrén Porcina –un tipo encantador que ronda los ciento treinta y ocho kilos, sigue una dieta por internet y lleva una vida tranquila– y su única socia, Salomé –una secretaria cuando menos particular que cambia de novio cada dos por tres– ayudados por un expolicía borrachín, serán los encargados de arrojar luz y buscar la verdad en un intrincado caso con ramificaciones internacionales. Las vidas de unos y otros estarán pendientes del acierto de un juez, la cordura de un jurado popular y el misterioso jurado número diez…"


Lincoln



Una buena película, sí señor, pero difícil. Muy oscura de fotografía, me ha resultado difícil localizar a los secundarios, no sabía demasiado bien quién era cada uno. Cuando pueda la volveré a ver, porque realmente vale la pena. ¡Algunos políticos han sido honestos alguna vez!

No me gusta nada la voz que ponen el doblaje de Daniel Day-Lewis. Ronco. en otras películas que he visto tampoco me ha gustado. ¡Lástima!

"Enero de 1865. Estados Unidos lleva cuatro años desangrándose en una terrible guerra civil después de que los estados del Sur proclamaran su secesión de la Unión. En ese tiempo el presidente Abraham Lincoln ha declarado la emancipación de los esclavos arrogándose poderes especiales en tiempos de guerra, y acaba de ser reelegido para ocupar de nuevo la Casa Blanca. La lucha fraticida podría estar llegando a su final, pues las autoridades del Sur desean negociar una paz honrosa; pero Lincoln tiene intención de lograr antes la votación en el Congreso de la décimotercera enmienda de la Constitución, que aboliría de una vez por todas la esclavitud; el desafío consiste no sólo en lograr los apoyos políticos necesarios –cuenta con los republicanos de su partido, pero debe ganar votos entre los demócratas–, sino en el dilema de posponer la polémica votación, para llegar a la paz cuanto antes, lo que dejaría sin resolver la cuestión esclavista." DeCine21




"Verano en English Creek"



Verano en English Creek
Ivan Doig
Libros del asteroide 2013

He dejado este libro después de casi 200 páginas. Me gustaba, está muy bien escrito, pero ha dejado de interesarme. Describe demasiado minuciosamente y con nostalgia lugares de América que no conozco de nada, y la verdad, llega un momento en que cansa. la trama no me ha cogido tanto como para acabarlo. Pero seguro que le gusta a mucha gente. "Una temporada para silbar" del mismo autor, me encantó. Un 7.

"El verano de 1939 se presenta como uno más en la vida de Jick McCaskill, un chico de English Creek, Montana. Jick espera con ansia los ritos estivales: el conteo de las ovejas, el rodeo y el baile con que se celebra la fiesta del Cuatro de Julio. Pero cuando su hermano Alec anuncia que ha decidido casarse y renunciar a sus estudios universitarios, la armonía familiar se tambalea.

Con poco más de catorce años, Jick acompañará a su padre en una de sus excursiones como guarda forestal y le echará una mano en sus muchos quehaceres; la dureza del trabajo y la vida al aire libre, sus nuevas responsabilidades y la gente que va tratando lo introducen en el mundo de los adultos que hasta entonces le estaba vedado.

Verano en English Creek evoca ese momento mágico de la vida de todo adolescente en que el mundo parece abrirse a su alrededor, lleno de posibilidades y misterios por desvelar. El escenario de la narración, sus gentes y paisajes, nos habla de una forma de vida más humana y sencilla, hoy ya desaparecida. Con esta novela, la primera dedicada a la saga de los McCaskill, Ivan Doig se consolidó como uno de los más memorables narradores del mundo rural norteamericano."
 
 

"El despertar de la señorita Prim"



El despertar de la señorita Prim
Sanmartín Fenollera, Natalia
Planeta 2013

Preciosa primera novela de la autora. Muy bien escrita, hace afirmaciones rotundas y acertadas sobre la vida corriente. No está situada en ningún lugar concreto, engancha enseguida, y en el fondo nos gustaría conocer un lugar como San Ireneo, donde no se ha perdido el gusto por la vida. Fantástico. Un 9.

Atraída por un sugestivo anuncio, Prudencia Prim llega a San Ireneo de Arnois, un pequeño lugar lleno de encanto cuyos habitantes han decidido declarar la guerra a las infuencias del mundo moderno. La señorita Prim ha sido contratada para organizar la biblioteca del Hombre del Sillón, un hombre inteligente, profundo y cultivado, pero sin pizca de delicadeza. Pese a las frecuentes batallas dialécticas con su jefe, poco a poco la bibliotecaria irá descubriendo el peculiar estilo de vida del lugar y los secretos de sus nada convencionales habitantes. Narrado con ingenio, brillantez e inteligencia, El despertar de la señorita Prim nos sumerge en un inolvidable viaje en busca del paraíso perdido, de la fuerza de la razón y la belleza y de la profundidad que se esconde tras las cosas pequeñas.

Entrevista a la autora.