20 d’abril de 2014

"Con mis propias manos"



Con mis propias manos
Giovanni, Maurizio de
Lumen 2014

Cuarta entrega del comisario Ricciardi que ve a los muertos. Las series de novela negra enganchan cuando sus protagonistas tienen humanidad. Y aquí, tanto Ricciardi como Maione y sus familias rebosan humanidad. En esta entrega además nos muestran cómo se vivía la Navidad en Nápoles, con toda su tradición de los Pesebres. Un 8.

"El sargento Raffaele Maione caminaba muerto de frío, preguntándose por enésima vez a quién se le habría ocurrido cometer un asesinato cuando faltaba una semana para la Navidad...
Es una mañana gris de diciembre de 1931, se acercan las fiestas de Navidad, y Nápoles es una ciudad famosa por sus belenes. Justo en esta ápoca tan especial del año, y mientras el régimen fascista de Mussolini se afana en demostrar un absoluto control sobre la delincuencia para que el ciudadano de a pie se sienta seguro, de repente el comisario Ricciardi tiene que resolver un doble crimen: Emanuele Garofalo, jefe de una milicia, y su esposa Costanza han sido brutalmente asesinados.
Ricciardi, tras oír como de costumbre las últimas palabras de los dos muertos, arranca la investigación de la mano del inseparable Maione, pero lo único que tiene entre manos son los pedazos de una figurita de San José, que alguien tiró al suelo con vehemencia...
Mientras tanto, en la penumbra, hay dos mujeres que pelean por el corazón del comisario, y cada cual lo hace a su manera, buscando al hombre que se esconde tras unos ojos verdes, tristes y fríos."

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada