19 de gener de 2015

Madre e hijo (2013)


Madre superprotectora, hijo pusilánime, corrupción y falta de empatía. Estos cuatro conceptos definen esta película, magníficamente interpretada por la protagonista. Filmada cámara al hombro, hiperrealista. Hace sufrir por la dureza de la situación y la poca calidad humana de los protagonistas. Pero es una muy buena película-denuncia. Para público adulto. Rumana.

"Cornelia es una sexagenaria de buena posición, casada con un alto funcionario de escasa personalidad, cuya máxima preocupación es su único hijo, Barbu, al que no acaba de ver bien asentado en la vida. De hecho no aprueba que conviva con una mujer, que tiene una hijita de otra relación. Cuando Barbu atropella involuntariamente a un chico que iba en bicicleta, la madre, con su habitual resolución, empieza a mover resortes para librarle de posibles consecuencias penales o de otro tipo susceptibles de arruinarle la vida. Aunque lejos de agradecer estos desvelos maternos, Barbu se siente todavía más impotente y prisionero de los lazos de sangre, aquello se diría un impedimento más para madurar." decine21.com

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada