17 de setembre de 2013

El médico cura, la enfermera cuida.


Por eso, cuando a un paciente ya no se le puede curar, queda la enfermera. Conocí a Cristina Monforte cuando estudiaba secundaria. Buena estudiante. La perdí de vista, y ahora me la encuentro en La Contra de La Vanguardia del Sábado. ¡Felicidades, Cristina!

Enfermera de batalla? 
Sí, enfermera de trincheras: He trabajado 14 años junto a enfermos y sus familias en cuidados intensivos.

Eso debe de marcar. 
Mi trayectoria más amplia fue en una unidad de politrauma atendiendo pacientes accidentados, en su mayoría jóvenes.

Vaya. 
Soy una apasionada de la enfermería, trabajar junto a esas personas ha sido lo mejor que me ha podido pasar en la vida porque se aprende mucho.

Muchos pacientes se quejan de la crudeza con que se les han dado ciertas noticias. 
Estoy de acuerdo. Me he pasado al ámbito docente precisamente para contribuir a formar profesionales de la enfermería comprometidos con el paciente.

Cuénteme sus aprendizajes. 
Aprendes a convivir con la muerte, con personas que sufren, y a saber qué decir o qué no decir: acompañar, saber estar. Y si algo aprendes por los poros es que la vida es limitada, que todos morimos.

¿Alguna conclusión?
 La muerte es un momento trascendental de la vida por el que todos vamos a pasar. Cuando te toca, debes estar bien atendido. No es fácil estar al lado de gente que muere, entre otras cosas porque la muerte de otro siempre te interpela, nunca te deja indiferente.

¿Ni cuando llevas ya demasiadas? 
Pienso que cuando a una enfermera la muerte la deja indiferente es el momento de irse unos días a casa a descansar y recuperarse para volver a ser sensible a las necesidades del paciente que muere. Y no todo el mundo está preparado para atender ese trance.

¿Qué requiere?
Un grado de sensibilidad y de madurez diferente. Debes saber tratar a los familiares que sufren. Conseguir que ese paciente muera tranquilo y que haya tenido todo lo que necesitaba hasta el último momento es muy tranquilizador para la familia.

¿Por qué es tan difícil? 
Lo que paraliza al cuidador es el miedo a morir. Estamos realizando un estudio sobre el impacto de la primera muerte en los estudiantes de enfermería, y es mucho más elevado de lo que nos pensábamos. Está claro que necesitan formación en ese sentido.

¿Formación sobre la muerte? 
Sí, talleres donde exterioricen y hablen sin miedo de la muerte para que consigan integrarla. No todos pueden, pero las enfermeras que trabajan en el ámbito del final de la vida no quieren trabajar en otro.

Se sienten útiles. 
Muy útiles. En la sociedad en que vivimos evitamos hablar de la muerte, y las enfermeras también. Yo recuerdo perfectamente mi primera muerte (1992), pero eso no es necesariamente malo, te ayuda a madurar y a valorar el tiempo que tienes.

¿Alguna vez se ha ido llorando del hospital? 
He llorado con las familias y solía llamar cuando estaba de descanso preguntando por algún paciente. Defiendo que ese grado de implicación es humano y es bueno.

Los médicos suelen evitarlo. 
El centro del trabajo de una enfermera es cuidar. A los médicos los forman en curar. La cátedra Atención al Final de la Vida que acabamos de crear pretende conseguir conocimiento nuevo sobre este periodo mediante la investigación realizada por las propias enfermeras para mejorar la atención.
Implicar a las partes implicadas. Muchas veces, de noche, cuando ya no está la familia ni el médico, es a la enfermera a la que le preguntan: “¿Qué va a ser de mí?”, “Esto no va bien, ¿me estoy muriendo?”.

Usted ¿qué les dice? 
Les devuelvo la pregunta. Entonces es cuando te explican todos sus miedos. Asusta, pero no puedes engañar ni robar la esperanza.

¿Entonces? 
Ha de haber mucha franqueza y confianza para saber decirle: “Sí, esto no va bien, pero usted no va a estar solo, no va a tener dolor, vamos a estar a su lado continuamente”.

Tranquilizador. 
Sí, para la mayoría; a otros la angustia vital les ahoga y se resisten a la muerte. No es tarea fácil. El sufrimiento del no quiero morir es el que más duele, y ahí es donde hay que investigar, porque en ese tránsito estamos involucrados la humanidad entera.

¿Qué han averiguado? 
Una de nuestras líneas de investigación y mi tesis doctoral tratan sobre el deseo de morir. Por lo general nos aferramos a la vida, y los estudios nos revelan que aquellos que quieren morir sufren físicamente y a menudo carecen de sentido de la vida.

¿Cómo se les puede devolver? 
Dedicando tiempo al paciente, por parte de los profesionales, la familia, voluntarios (formados) y entre los propios pacientes cuando las condiciones lo permitan. Las enfermeras tienen un papel fundamental.

¿Hay estudios? 
Uno en Bélgica que demuestra que los pacientes con deseos de morir, tras una charla tranquila con la enfermera, ya no querían morir. Y según otro estudio, es esencial atender sus necesidades espirituales.

16 de setembre de 2013

"Negra memòria"



Negra memòria 
Vancells, Mireia
Cossetània Edicions 2013

"El relat s'inicia en un poble de la costa catalana quan el vell protagonista recorda en forma de flashback l'estiu de 1845, època en què era un adolescent obsessionat amb la idea d'embarcar-se i creuar l'Atlàntic a fer fortuna. La novel·la relata les peripècies que el narrador es veu obligat a viure a partir d'aquell moment i explica amb detall la part més fosca d'alguns vaixells del Maresme que feien la carrera de les Amèriques, així com també retrata la realitat dels indianos d’ultramar."

Considero aquesta novel·la com a juvenil, senzilla, d'aventures. Explica com es van enriquir els catalans i espanyols, fent les amèriques, molts d'ells amb vaixells negrers, per assortir les hisendes de les Antilles. És interessant, ara que els nostres adolescent ja no coneixen res d'aquesta història. I està ben escrit i documentat. Un 8.

Entrevista a l'autora.



14 de setembre de 2013

Jo també vaig ser-hi



No em vaig apuntar a la Via perquè em tocava cuidar de la mare, però va venir una tieta i em vaig escapar cap al Passeig de Gràcia / Diagonal. Allò no era una cadena sinó una manifestació. Em va agradar sobre tot, l'ambient de festa i de bon rotllo de tothom, gent barrejadíssima: grans, petits, joves, famílies, moltes criatures, i molts somriures. Sobre tot, molts somriures, molta alegria. Qui pensa que això no surt del carrer, que és una invenció dels polítics, és que té els ulls tancats, que no vol veure. De què tenen por? Senyora Santamaria, la forma de que los que no se manifiestan también tengan voz es con una consulta ¿no?

Aquestes fotos són meves.










9 de setembre de 2013

"Cançons d'amor i de pluja"



Cançons d'amor i de pluja
Pàmies, Sergi
Quaderns Crema 2013

Recull de relats curts en gran part autobiogràfics, on l'autor s'expressa de la forma en que és habitual en ell: molt sarcàstic i desencisat, irònic, reflexiona sobre la vida corrent, records de la mare, que acaba de morir, i algun contes surrealistes on de cop i volta el lector es troba involucrat en l'argument.

M'agrada com escriu, m'agrada el que escriu, però em fa una mica de pena el seu tarannà trist i una mica gris que reflecteix la seva obra. Un 8.


"El hombre que confundió a su mujer con un sombrero"



El hombre que confundió a su mujer con un sombrero
Sacks, Oliver
Anagrama

Si volviera a nacer, estudiaría neurología. Este libro es super-interesante. Su autor es neurólogo, y comenta en 23 relatos casos de sus pacientes. Sí que es verdad que hay partes más científicas que no pillaba, pero aún así he disfrutado leyéndolo. Trata a los pacientes con mucho cariño, intenta comprenderlos, meterse en su interior e intentar vislumbrar como son sus vidas, su vida interior. Está escrito hace treinta años, o sea que supongo que esta ciencia habrá avanzado bastante. pero el espíritu es lo que me ha gustado. La película "Despertares" está inspirada en otro libro suyo, y también me encantó. Un 9.

No a la guerra



¿Cómo es posible que un dirigente de un país pueda decidir bombardear, o no, otro país soberano?
Estamos locos.

5 de setembre de 2013

El Papa Francisco por la paz



La guerra nunca es una solución. En Siria ya la hay, pero una intervención exterior nunca ha tenido resultados positivos, sino muy negativos. Basta mirar en la historia mundial, sobre todo la más reciente.

1 de setembre de 2013

"Noticias de la noche"



Noticias de la noche
Márkaris, Petros
Tusquets 2008

"Poco después del asesinato de un matrimonio de inmigrantes albaneses, un hombre, también de origen albanés, se confiesa autor del crimen. El caso, en apariencia cerrado, se desvela mucho más sórdido y complejo cuando una periodista especializada en sucesos, Yanna Karayorgui, aparece asesinada. Kostas Jaritos, comisario de la policía ateniense, es el encargado de la investigación. Genuino antihéroe de novela negra, Jaritos recurrirá a su intuición, cinismo y experiencia para desentrañar una trama de comercio clandestino, muy turbio, en el que están en juego intereses económicos de importantes organizaciones griegas y albanesas.

Noticias de la noche es la primera novela de la serie policíaca protagonizada por Kostas Jaritos."

Se nota que es la primera novela de la serie, porque en las siguientes, Jaritos es mucho más humano, está mejor perfilado. Aquí es un personaje bastante anodino y violento, rasgo que según los otros libros de la serie que he leído no me pareció. Un 7.