30 de desembre de 2018

"Una educación"


Una educación
Tara Westover
Lumen 2018

Relato autobiográfico, sobre la capacidad de escapar de una educación antinatural, gracias a una mente privilegiada, el deseo de aprender, y la fuerza transformadora de la educación. Dicha transformación, a lo largo de diez años, casi le cuesta la salud psíquica. A medida que se lee la novela no dejas de asombrarte pensando cómo es posible que existan hoy en día estas circunstancias. El relato no se ceba en las circunstancias familiares que vivió, durísimas, simplemente intenta comprenderlas. Por ello, el regusto que deja en el lector es positivo. Un 9.

"«Podéis llamarlo transformación. Metamorfosis. Falsedad. Traición. Yo lo llamo una educación.»

Nacida en las montañas de Idaho, Tara Westover ha crecido en armonía con una naturaleza grandiosa y doblegada a las leyes que establece su padre, un mormón fundamentalista convencido de que el final del mundo es inminente. Ni Tara ni sus hermanos van a la escuela o acuden al médico cuando enferman. Todos trabajan con el padre, y su madre es curandera y única partera de la zona.

Tara tiene un talento: el canto, y una obsesión: saber. Pone por primera vez los pies en un aula a los diecisiete años: no sabe que ha habido dos guerras mundiales, pero tampoco la fecha exacta de su nacimiento (no tiene documentos). Pronto descubre que la educación es la única vía para huir de su hogar. A pesar de empezar de cero, reúne las fuerzas necesarias para preparar el examen de ingreso a la universidad, cruzar el océano y graduarse en Cambridge, aunque para ello deba romper los lazos con su familia."

Entrevista de La Vanguardia a la autora

Crecí totalmente aislada en una familia mormona fundamentalista. Preparados para el inminente fin del mundo.

¿Creció aterrorizada?

En absoluto, teníamos un arsenal de armas y víveres para sobrevivir, así que yo pensaba que eran los demás los que deberían estar preocupados.

¿Lo más significativo de su infancia?

No ir a la escuela. Mi padre afirmaba que la escuela era una artimaña del Gobierno para alejar de Dios a los niños. Llegar a la universidad a los 17 años en contra de la opinión de mi familia ha sido una lucha.

¿La educaron en casa?


Mi madre me enseñó a leer, nada más. Mi padre era chatarrero, empecé a trabajar en el desguace a los siete años. Tuve una infancia salvaje, sin supervisión, eso me convirtió en una persona con recursos que sabía trabajar muy duro, pero mi visión del mundo era limitadísima.

Una visión alarmista y loca.

Sí, mi padre era un paranoico. Pero cuando eres niño, por raro que sea el ambiente en el que creces, para ti es lo normal.

Describe usted una casa mugrienta, con escasas duchas y peleas constantes.

¿Y cuál es la pregunta?

Pues que parece un ambiente tóxico.

A mí todo eso me parecía normal. De lo único que tuve miedo fue de la cantidad de lesiones físicas que tuvimos y que mi madre curaba con ungüentos.

¿Nunca les llevaron a un médico?

A ninguno de los 8 hermanos. Mi padre no era capaz de comprender el concepto de seguridad, y estar con él en el desguace era peligroso.

Lanzaba hierros sin mirar adonde.

Tenía algún tipo de trastorno mental. Decía que si le daba a alguno de nosotros era la voluntad de Dios, pero pese a ello nos amaba.

¿Su recuerdo más impactante?

Hubo momentos muy difíciles con uno de mis hermanos que era muy violento, pero si debo escoger uno, es mi llegada a la universidad. En una de las primeras clases levanté la mano para preguntar qué era eso del holocausto.

¿Nunca había oído hablar de ello?

No, y todos pensaron que era una negacionista, pero yo ignoraba hasta que hubiera habido dos guerras mundiales. Tuve que aprender a comprender mi propia ignorancia.

“Es extraño que otorgues a tus seres queridos tanto poder sobre ti”, escribe.

Cuando escribí esa frase en mi diario tenía 16 años. Desde los 14 mi hermano en lugar de Tara me llamaba puta. Era algo que estaba grabado en mi propio concepto de mí misma, y ese es el mayor poder que alguien puede tener sobre ti.

Debía de tener la autoestima por los suelos.

En la universidad empecé a desarrollar la capacidad de tener mis propias ideas sobre la historia, la religión..., y finalmente sobre mí misma.

¿Cómo, siendo constantemente despreciada, tuvo la fuerza de ponerse a estudiar?

Yo me enseñé a mí misma álgebra y las materias necesarias para entrar en la universidad porque quería cantar, amaba la música. Mi hermano mayor, antes de largarse de casa, solía ponerme una ópera.

Curioso lo que nos acaba conformando.

Tenemos que ir con mucho cuidado antes de destruir cualquier tipo de pasión en un niño porque no sabemos dónde le va a llevar, pero sí sabemos dónde lleva la ausencia de pasión.

¿Tuvo amigos en la universidad?

Me costó, era un bicho raro y no sabía cómo relacionarme. Todo era nuevo, extraño y alarmante.

Hábleme de su primer amor.

Las ideas sobre las mujeres en mi familia no eran sanas. No podía estar cerca de un hombre sin sentir desprecio por mí misma. A causa de la relación violenta con mi hermano, me convencí de que era invencible, de que nada de lo que él me hiciera tendría impacto en mí. Esa decisión me disoció de mí misma y me convirtió en una persona dura y brutal, incapaz de ser herida.

Hay mucho dolor en lo que dice.

Esa primera relación acabó mal. Los elogios se me atragantaban. Toleraba mejor cualquier forma de crueldad que la amabilidad. Necesité unos cuantos años para entenderlo y para reconocer que permitirte ser herida es el camino más valiente y más poderoso.

¿Qué le ha construido interiormente?

La educación me dio la oportunidad de cambiarme a mí misma.

¿De dónde ha sacado su fortaleza?

De la necesidad.

Se convirtió en una extraña en su casa.

Sí, y en todas partes. Una noche volví a casa para robar unos documentos que necesitaba para que me dieran una beca y que sabía que mi padre no me entregaría, y ese fue un punto de inflexión: era una extraña robando en mi casa.

¿Cómo se siente hoy consigo misma?

Me siento en paz. Hoy sé que no puedes controlar lo que hacen otras personas, simplemente puedes controlar cómo vas a reaccionar. Hay mucha miseria y mucho drama cuando crees que puedes controlar lo que otros hacen, especialmente la gente que tú quieres.

¿Se siente sola?

Tengo amigos, y sobre todo un perro fantástico.

¿A qué teme?

Antes temía las consecuencias de mis propias decisiones, pero he entendido que cualquier acción tiene consecuencias, pero actuar es lo que te hace vivo, y yo decidí estar viva.


Joy (2015)


Película inspirada, con licencias, en la vida de Joy, inventora de la fregona autoescurrible, en EEUU. Autora de más de cien patentes. Interesante. 

"Historia inspirada con algunas licencias en la vida de Joy Mangano, inventora de una "fregona milagrosa", retráctil y con su cabeza desmontable y lavable en la lavadora, que popularizó a través de un programa de teletienda.

La película describe a una familia italoamericana verdaderamente disfuncional, cuya alma es Joy: separada y con dos niños, el ex marido venezolano Tony, cantante frustrado, vive en el sótano; con ellos vive también la abuela y la madre, ésta en la cama todo el día y pegada a la televisión donde está viendo todo el tiempo culebrones; y viene a vivirse el padre, Rudy, separado de la madre, que compartirá temporalmente el sótano con Tony. Joy ha trabajado de todo para sacar a la familia a flote, pero la ocurrencia feliz un día de la mentada fregona, le anima a tratar de hacer realidad sus sueños. Para ello pedirá ayuda a su padre, que ha encontrado una nueva novia, una viuda adinerada que podría financiar el invento." DeCine21.




24 de desembre de 2018

Nuestra vida en la Borgoña (2017)


Me encanta el cine francés. Ésta es un canto al vino y sus productores.

"Con motivo de la enfermedad de su padre, Jean regresa a su casa de la infancia, en una pequeña localidad de la Borgoña francesa, tras pasar varios años ilocalizable. Su familia se dedica a cosechar la uva y elaborar vino, un trabajo que él y sus hermanos, Juliette y Jerémie, aprendieron desde muy pequeños de la mano de su padre. El reencuentro entre los hermanos marcará un periodo en que los tres tendrán que afrontar sus vidas de modo diferente." DeCine21.

Se armó el Belén (2017)


Simpática película familiar, muy apropiada para estos días de Navidad.

"Nazaret, año cero. El pequeño burrito Bo se siente hastiado ante su rutina diaria, tirando en círculo de un molino, cuando sueña con formar parte de la caravana real. Cumplirá este sueño cuando tras escaparse le acoge la joven María, a punto de dar a luz, a la que ayudará a llegar a Belén, con su esposo, José. Con otros amigos animales, la locuaz oveja Ruth y la paloma Dave, tendrá que hacer frente a un sicario y a dos perversos perros enviados por Herodes, al que no le ha hecho mucha gracia que unos magos llegados de Oriente le hayan desvelado, sin darse cuenta de su maldad, que nacerá un niño rey." DeCine21. 





La cabaña (2017)


Curiosa película, en la que aparece la Santísima Trinidad en sus tres Personas. A mi me ponen un poco nerviosa este tipo de películas, pero realmente, el contenido está muy bien. La comprensión del dolor y de la muerte, del amor de Dios, la ayuda de la fe...

"Tras el secuestro y asesinato de su hija menor durante una excursión familiar, Mack Phillips cae en una profunda depresión, y le carcome el rencor. Años después del terrible suceso, recibirá una enigmática carta firmada… ¡por Dios! El Creador le explica que como no hablan desde hace tiempo, quiere citarle en la cabaña perdida en los bosques de Oregón donde desapareció la niña." DeCine21.






"La callada memoria del olvido"


La callada memoria del olvido
Nita Aspiazu de Balda
Ciudadela Libros 2018

Hace unos años viajé a París y visité Versalles. Al ver todo aquello se reafirmaron los tópicos sobre Luis XVI y María Antonieta. Después de leer esta novela, perfectament documentada, he cambiado el punto de vista. Ni Luis XVI era un monstruo ni Mª Antonieta una frívola rematada. La novela está escrita como una carta de María Teresa, hija de Luis XVI a su sobrino, conde de Chambord y último Borbón Francés. Con sus recuerdos desfilan los acontecimientos que terminaron con la monarquía en Francia: La Revolución, su huida de París y posterior encierro en el Temple, asesinato de los reyes, Napoleón, los Orleans... Me ha parecido muy interesante, escrito con un estilo muy sosegado, en el que se describe la época, la psicología de los protagonistas, las costumbres, el día a día. Yo no soy mucho de novela histórica, pero éste me ha gustado mucho, muy interesante. Un 10.

"María Teresa Carlota, hija de María Antonieta y Luis XVI, sobrevivió a la revolución, al cautiverio, al exilio, a las guerras napoleónicas y a la mayoría de sus contemporáneos. En una larga carta a su sobrino el conde de Chambord, pretendiente al trono de Francia, revive la trágica historia de su familia. Todo el horror, el dolor, las malas decisiones, los sacrificios y las luchas de la familia real están plasmadas en una narración vívida e intimista que abarca desde los años anteriores a la revolución hasta bien entrado el siglo XIX, a lo largo y ancho de Europa. Esta es la historia de una mujer ordinaria en circunstancias extraordinarias, pero también de una mujer extraordinaria en circunstancias ordinarias y su lucha por rescatar el legado de sus padres del olvido."



19 de desembre de 2018

"Stop-Time"


Stop-Time
Frank Conroy (1967)
Libros del Asteroide 2018

Magnífico libro de memorias, hasta los diecisiete años. Lo curioso es que el autor cuando lo publicó no era para nada conocido, y es raro que la primera publicación sea un libro de memorias.
El relato es cronológico, sin embargo sólo elige algunos episodios, en los que el lector se imbuye totalmente, porque son absolutamente normales, que le podrían haber pasado a cualquiera. Lo interesante es esto: que relatando sucesos corrientes, por ejemplo su práctica con el yo-yo, el relato resulte interesante y bello. Los capítulos relativos al despertar sexual para mi gusto son excesivamente explícitos. Muy bien escrito.
La edición cuenta con una magnífica introducción de Rodrigo Fresán, que como siempre he leído al final. Un 9.

"De un internado supuestamente moderno a los paradisíacos bosques de Florida, de Nueva York a Copenhague, las memorias de Frank Conroy transitan entre trabajos peculiares, amistades perdidas, sorprendentes aficiones y amores primerizos. La temprana muerte de su padre acelera el fin de la infancia de Frank, que se hará adolescente en un hogar en el que la precariedad, el desarraigo y el desorden son la norma. Frente a esa dura situación, Stop-Time se erige en un canto a la amistad y a la libertad, los dos principales apoyos con los que el joven Conroy se enfrentará al devenir de los acontecimientos y logrará salir adelante."


12 de desembre de 2018

Un razón brillante (2017)



Buena película. La forma, el fondo, los diálogos, las interpretaciones...

"Decidida a convertirse en abogada, la joven de origen árabe del extrarradio Neïla Salah se matricula en una importante facultad de París. No empieza con buen pie, ya que llega tarde a su primera clase, impartida por Pierre Mazard, polémico provocador, que la humilla por su falta, con algunos comentarios xenófobos. Denunciado por los alumnos, el rector propone al profesor una forma de redimirse para no tener que expulsarle y salvar la imagen del centro: preparar a su alumna para el concurso nacional de debate." DeCine21.


5 de desembre de 2018

"La muerte llama al arzobispo"


La muerte llama al arzobispo
Willa Cather
Cátedra 2005

Novela de aventuras en el Nuevo Méjico, mediados el siglo XIX, sigue los viajes de un obispo y su vicario general, ambos franceses, en sus visitas a las parroquias antiguas y perdidas. Es una narración de historias recopiladas. La autora recrea en esta novel la impresión que le causó ese territorio, donde estuvo viviendo un tiempo, y proyecta estas impresiones en los personajes de su novela. La edición está muy cuidada, con una introducción amplia sobre la autora, la época, los personajes reales en los que se basan las historias, etc. Recomiendo leer esta introducción al terminar la novela, para que ésta no pierda su frescura. La escritura es magnífica. Ya había leído de esta autora Mi Ántonia, que me gustó mucho. Un 10.

"Recrea una atmósfera mágica donde confluyen ritos, creencias y supersticiones de muy diversa procedencia. Sus protagonistas son dos sacerdotes católicos que viven aventuras y afrontan peligros como si fueran, en ocasiones, los héroes de un western: viajan en una pintoresca carreta, reciben múltiples heridas, tributo necesario a la dureza del entorno, y llegan a erigirse en brazo de la justicia en ausencia de autoridad judicial. Novela de aventuras y retrato de costumbres salpicado de acontecimientos históricos en un paisaje primigenio y titánico que parece dominar a su antojo la vida de los mortales."