25 d’abril de 2016

"La hija de la criada"



La hija de la criada
Mutch, Barbara.
Alianza Editorial 2013

Ya había leído este libro, pero lo he vuelto a leer, con mucho gusto, porque lo hemos propuesto para el Club de Lectura.

Historia de una amistad, la de Ada y Cathleen. Una, hija de madre soltera negra, criada de Cathleen. La otra, irlandesa que llega a Sudáfrica para casarse con un irlandés. A través de su historia vislumbramos lo que pudo ser el apartheid en Sudáfrica. Ada es ingenua, noble, fuerte, con gran personalidad y siempre buscando lo que es correcto. Cathleen no puede entender las leyes del apartheid, pues por educación considera que todas las personas tienen la misma dignidad. Se lee muy bien, y te encariñas con los personajes. No se queda en la problemática del distinto color de piel, sino que profundiza en los problemas interiores de los protagonistas como el sentimiento de culpa, secuelas de la guerra en los soldados, modos de combatir la injusticia... Profunda, merece la pena leerla. Un 9.

"En 1930, en la región de Karoo en Sudáfrica, nace en Cradock House Ada Mabuse, hija natural de la mujer negra que trabaja en la casa como sirvienta para la familia Harrington de origen irlandés y de raza blanca. A pesar de las diferencias raciales y el inconveniente de tener una madre soltera a su servicio, la señora Harrington acoge a ambas como parte de la familia haciendo todo lo posible por dar una educación a Ada y potenciando sus dotes naturales para la música. No todos en la familia Harrington se comportarán de igual modo, así mientras la señora y el señorito Phil muestran un amor incondicional hacia Ada y su madre, la señorita Rosemary y el señor Edward no ocultan su desprecio hacia ellas. Con todo, la inestable armonía que reina en la familia se verá truncada cuando, la Segunda Guerra Mundial, el apartheid y los pecados personales de alguno de los protagonistas, entran en escena.
Con una visión realista y a la vez serena y sencilla ante los acontecimientos ocurridos en Sudáfrica durante el siglo XX y que apelaron a las conciencias occidentales para solucionar lo que supuso la vergüenza del apartheid durante tantos años, Bárbara Mutch ha logrado una novela realmente conmovedora, evitando dramatismos gratuitos y siempre con una puerta abierta a la esperanza. Con un lenguaje fluido y razonamientos simples pero inteligentes, la autora consigue unos personajes muy bien definidos con reacciones contrarias ante circunstancias similares: generosidad y egoísmo, amistad y traición, conflicto y paz, plasmando un abanico de matices dando lugar a un sinfín de posibilidades. Una novela que es un canto a la esperanza, a la reconciliación con uno mismo, con los demás y con Dios, y todo al hilo de la maravillosa música arrancada por Ada a las teclas de un piano." Troa.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada