14 de juny de 2020

"El hombre que amaba a los perros"


El hombre que amaba a los perros
Leonardo Padura
Tusquets 2009

Magnífica novela de Padura. Está escrita siguiendo a tres personajes. Por una parte, Trotski, desde su exilio de la Unión Soviética hasta su asesinato en México. Después, Ramón Mercader, autor del asesinato, desde su infancia y su intervención en la guerra civil española. Y finalmente,  Iván, escritor cubano, que se entera casualmente de la historia, de labios de un extraño personaje, Jaime López, que pasea por la playa con sus dos perros. El relato es muy largo, más de setecientas cincuenta páginas en la edición de bolsillo. Aunque a ratos parece que sobran páginas, sobre todo cuando se insiste en los puntos de vista de Trorsky, como está tan bien escrito, no importa demasiado. Padura, residente actualmente en La Habana, relata también el desengaño y la corrupción del socialismo en manos de Stalin, así como las repercusiones de esta ideología aplicada en Cuba, destruyendo la vida y los sueños de tantos jóvenes cubanos. También es muy ilustrativa la disección que hace de la intervención de los soviéticos en la guerra civil española. De lectura obligada para los que todavía creen en la utopía comunista. Es una novela con interpretaciones personales de la psicología de Trotsky y Mercader, pero con una investigación profunda de los personajes reales de la novela. Un 10.

"En 2004, a la muerte de su mujer, Iván, aspirante a escritor y ahora responsable de un paupérrimo gabinete veterinario de La Habana, vuelve los ojos hacia un episodio de su vida, ocurrido en 1977, cuando conoció a un enigmático hombre que paseaba por la playa en compañía de dos hermosos galgos rusos. Tras varios encuentros, «el hombre que amaba a los perros» comenzó a hacerlo depositario de unas singulares confidencias que van centrándose en la figura del asesino de Trotski, Ramón Mercader. Gracias a esas confidencias, Iván puede reconstruir las trayectorias vitales de Liev Davídovich Bronstein, también llamado Trotski, y de Ramón Mercader, también conocido como Jacques Mornard, y cómo se convierten en víctima y verdugo de uno de los crímenes más reveladores del siglo xx. Desde el destierro impuesto por Stalin a Trotski en 1929, y desde la infancia de Mercader en la Barcelona burguesa, sus amores y peripecias durante la Guerra Civil, o más adelante en Moscú y París, las vidas de ambos se entrelazan hasta confluir en México. Ambas historias completan su sentido cuando sobre ellas proyecta Iván sus avatares vitales e intelectuales en la Cuba contemporánea y su destructiva relación con el hombre que amaba a los perros."