1 d’abril de 2009

Hablar de Dios resulta peligroso, de Tatiana Góricheva


Leí este libro hace muchos años, y me gustó muchísimo. Lo he vuelto a leer ahora. Es un testimonio sobre la nueva primavera de la Iglesia rusa, relatado por una conversa, y su posterior encuentro con los cristianos de occidente, con el subsiguiente desengaño y reconciliación. Cuando el hombre pone dificultades a Cristo intentando desarraigarlo de las conciencias, Dios demuestra que tiene otros caminos. De lectura obligada. Fue editado en 1986. Un 10.

Estoy en plena inmersión rusa: Éste, "Vida y destino", "La historia de Olga", y estoy terminando, "Todo fluye", también de Vasili Grossman.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada