14 d’octubre de 2012

"Tren a Pakistan"



Tren a Pakistán
Singh, Khushwant (1956)
Libros del Asteroide, 2011

Durísima novela inspirada en 1947, durante la partición de la India. Está situada en un pueblo fronterizo llamado Mano Majra. Vecinos sijs y musulmanes que habían convivido amigablemente hasta el momento se ven arrastrados en la marea de masacres. Terrible. Para mi gusto excesivamente duro, aunque está muy bien escrito. Pero no encuentro el contrapeso suficiente de bondad o heroísmo para digerirlo razonablemente. En situaciones extremas puede salir lo peor de cada uno pero también lo mejor, y ésto es lo que echo en falta. Un 8.

"A comienzos de 1947 los territorios del Indostán que dependían del Imperio Británico alcanzan la independencia. El territorio continental de la India queda dividido en dos países: India y Pakistán (de mayoría musulmana); el odio religioso se extiende por ambos produciendo centenares de miles de muertos y generando un conflicto que todavía perdura. Cuando en Mano Majra, un pequeño pueblo al norte de la India junto a la frontera con Pakistán, el prestamista local es asesinado, todas las sospechas recaen sobre un conocido ladrón sij, enamorado de una musulmana. Las habladurías que provoca el crimen, la llegada de un tren cargado de cadáveres y los rumores de revueltas en otras partes del país terminan enrareciendo la convivencia en el pueblo. Este clásico de la literatura india, publicado por primera vez en 1956, nos recuerda lo sencillo que es incitar al odio y romper la armonía en comunidades que han convivido pacíficamente durante siglos. Tren a Pakistán es una emotiva novela que nos ayuda a comprender la riqueza y complejidad de la India y la de una región de cuya estabilidad depende, en gran medida, la paz mundial."

"Khushwant Singh es uno de los escritores indios de mayor reconocimiento internacional. Nació en 1915 en Hadali (actualmente en Pakistán), y tras cursar estudios universitarios en Inglaterra, regresó a la India, donde ejerció como abogado y diplomático para el Ministerio de Asuntos Exteriores. En los años cincuenta inició una exitosa carrera como periodista que le llevaría a ser editor de algunas de las publicaciones más destacadas de la India, como el lllustrated Weekly of India (1979-1980) o el Hindustan Times (1980-1983).
Entre sus muchas obras literarias destacan una historia del sijismo, hoy en día de referencia, y las novelas Tren a Pakistán (1956), Delhi: A Novel (1990), y The Company of Women (1999).
Ha sido miembro del parlamento indio y uno de los intelectuales más prestigiosos de su país durante la segunda mitad del siglo XX."



2 comentaris:

  1. Qué cosas, ¡no has encontrado el contrapeso suficiente a la dureza!
    Y s mí que me parecieron encantadores los jefes espirituales cuando entre ellos hablaban y cómo se enternecían los musulmanes y sijs cuando explican que tenían que irse. Yo la encontré esa parte tierna, porque ellos me parecían ajenos a la dureza de lo que estaba pasando fuera, miraban el tren, algo pasaba, pero estaban ajenos del odio que reinaba fuera. Los episodios duros, como los del tren o ¡no veas! El del río cargado de cadáveres, muestra "la guerra" de esos traslados que ellos no conocían aún, pero en el pueblecito, entre ellos, me pareció que el escritor supo mostrar la faceta humana. También me pareció muy bien escrito.

    ResponElimina
  2. A mi me gustó... me pareció muy extrapolable a otras zonas de conflicto actuales.
    Un abrazo
    Gise

    ResponElimina