29 d’octubre de 2012

Intocable



Fantástica película, tierna, gamberra, simpática, llena de amor y comprensión. Basada en una historia real. No me importaría volver a verla.

"Philippe, un millonario tetrapléjico, escoge contra pronóstico a Driss, un inmigrante negro de los suburbios parisinos que ha tenido problemas con la justicia, como asistente personal. El motivo de tan sorprendente elección reside en que Driss dice siempre lo que piensa, no se anda con tapujos ni se embosca en falsas compasiones, y su jefe piensa que alguien así es precisamente lo que necesita en esa etapa tan difícil de su vida". DeCine21.