9 d’agost de 2021

Las hermanas Soong

 

Jung Chang
Taurus 2020

Leí de esta autora Cisnes salvajes, hace una eternidad, la historia de su madre, abuela y ella misma. En esta otra cuenta la historia de tres hermanas muy influyentes en la China del s. XX. La mayor, casada con el primer ministro del gobierno de Chiang Kai-shek, y un genio de las finanzas. La segunda, viuda de Sun Yat-sen, el padre de la república China, y vicepresidenta del gobierno de Mao. Y la tercera, mujer de Chiang Kai-shek. Las tres educadas en Nueva York, donde las mandó su padre a los cinco o nueve años. Todo bastante increíble. Y de paso, ilustra la historia de China, desde el punto de vista de estas tres mujeres. Corrupción, lujo, nepotismo, y ausencia total de remordimientos, que es lo que más me asombra. Se hace un poco largo, en sus cuatrocientas ochenta páginas. Un 8.

"La biografía, al mismo tiempo íntima y épica, de tres mujeres fascinantes que contribuyeron a moldear la China del siglo XX.

Suele decirse que «una amaba el dinero, otra amaba el poder y la otra amaba a su país», pero este dicho popular no hace justicia a las extraordinarias vidas de las hermanas Soong. Durante casi todo el siglo XX, mientras China lidiaba con guerras, revoluciones y enormes transformaciones, las tres desempeñaron papeles cruciales y dejaron huellas indelebles en la historia de su país.

Ching-ling, llamada la Hermana Roja, se casó con Sun Yat-sen, padre fundador de la República china, más tarde vicepresidente de Mao. May-ling, la Hermana Menor, fue la señora de Chiang Kai-shek, primera dama de la China precomunista y una importante figura política por derecho propio. Por su parte, Ei-ling, la Hermana Mayor, fue la principal consejera no oficial de Chiang, esposa de su primer ministro y una de las mujeres más ricas de China. La relación entre ellas fue emocionalmente intensa y a veces conflictiva. Las tres disfrutaron de impresionantes privilegios y gloria, pero también se enfrentaron a ataques y peligros. Mostraron gran coraje y experimentaron amores apasionados, pero también desesperación y angustia."