15 de febrer de 2012

Nader y Simin, una separación

 
 
He visto películas iranies, y no son para todos los paladares. Sin embargo ésta gustará a casi todo el mundo. Gente normal, problemas normales, y te das cuenta que, en el fondo, a pesar de las distintas culturas, participamos de los mismos planteamientos, defectos y virtudes. En fin, que la naturaleza humana es común a todos los humanos.

Nader y Simin, que tienen una hija de once años, acuden al juez para solicitar el divorcio. Ella querría partir al extranjero, pero Nader rehúsa tal idea, desea cuidar de su padre, aquejado de demencia senil. Mientras el juez difiere su decisión, sobre todo en relación a la custodia de la hija, Nader debe contratar a una mujer que cuide de su padre. Una negligencia y un fatal accidente de esta mujer, que estaba embarazada de cinco meses, darán pie a un cruce de denuncias, que complica aún más la delicada situación de esta familia. DeCine21.


1 comentari:

  1. Estoy convencida de lo que dices. Si ahondáramos más, eso es lo que veríamos, me parece.
    Intentaré no olvidarla y verla.

    ResponElimina