27 d’octubre de 2014

"Maten al león"


Maten al león
Ibargüengoitia, Jorge (1969)

Crítica muy ácida de los políticos dictadores sudamericanos que quieren perpetuarse en el poder. El autor es mejicano, y el libro está escrito con mucho humor, un poco negro, con diálogos divertidos, chispeantes. Breve, con un final inesperado. Lo he pasado bien leyéndolo, aunque me desasosegaba un poco. Supongo que por toda la porquería política que estamos sufriendo. Un 8.

"La acción novelada transcurre en Arepa, imaginaria isla caribeña de forma circular, 35 km de diámetro, con una población variopinta de 250.000 habitantes dedicados a la pesca, los cultivos tropicales y el comercio con las islas de su entorno. El relato se inicia en la primavera de 1926, cuando el cuerpo sin vida del doctor Saldaña, candidato de la oposición a las elecciones, aparece en la red de unos pescadores que lo entregan a la autoridad competente.
Las sospechas recaen sobre el equipo del presidente en ejercicio casi vitalicio, el Mariscal de Campo Manuel Belaunzarán, héroe de la Independencia, dispuesto a eternizarse en el poder. La muerte del líder del Partido Moderado plantea un grave problema a los dirigentes de la oposición. Ninguno de ellos desea substituir al finado, por motivos obvios de seguridad personal. Representan a la mejor sociedad de la isla y además dominan los recursos productivos, las finanzas y el comercio, aunque se vean sometidos a la dictadura férrea y criminal del correoso gobernante. Reunida la junta directiva deciden nombrar a un brillante y joven profesional formado en el extranjero, Pepe Cussirat, que acude a la llamada en su avioneta particular entre el entusiasmo popular y el temor del gabinete presidencial."

1 comentari:

  1. De éste no sé qué decirte. Lo leería, pero me apetecería antes leer algo escrito sobre esto mismo, pero que viva allí ... luego me he dado cuenta que el escritor es mexicano, así que lo tengo en cuenta.
    Una vez puse mejicano en el facebook del blog, y casi me linchan los mexicanos. ¡No veas cómo de mal les sienta que escribamos mejicanos y no mexicanos! (¡Quedas informada! jajaja)

    ResponElimina