16 d’octubre de 2019

"El dolor de los demás"


El dolor de los demás
Miguel Ángel Hernández
Anagrama 2018

Tercera novela del autor, nacido en la huerta murciana. En ella, Hernández investiga un crimen ocurrido en su pueblo cuando tenía 18 años, y que le afectó profundamente. Intentando investigar los hechos, en realidad la escritura se torna en una autorreflexión sobre su infancia, los fantasmas del pasado y la necesidad de la comunicación para que el dolor no nos abrume, y seamos capaces de empatizar con el dolor de los demás.
Muy bien escrita, tiene dos niveles: los sucesos ocurridos en el pueblo narrados por un espectador anónimo en segunda persona, muy concisos, y la propia investigación del autor sobre los hechos y la repercusión que tienen en su interior. Profundamente honesta, aunque el lector a veces no comparta las observaciones del autor. Un 9.

"En la Nochebuena de 1995, el mejor amigo de Miguel Ángel Hernández asesinó a su hermana y se quitó la vida saltando por un barranco. Ocurrió en un pequeño caserío de la huerta de Murcia. Nadie supo nunca el porqué. La investigación se cerró y el crimen quedó para siempre en el olvido. Veinte años después, cuando las heridas parecen haber dejado de sangrar y el duelo se ha consumado, el escritor decide regresar a la huerta y, metiéndose en la piel de un detective, intenta reconstruir aquella noche trágica que marcó el fin de su adolescencia. Pero viajar en el tiempo es siempre alterar el pasado, y la investigación despertará unos fantasmas que creía haber dejado atrás: la infancia marcada por la Iglesia, el pecado y la culpa; la presencia constante de la enfermedad y la muerte; el universo opresivo y cerrado del que un día consiguió salir. Y con ellos emergerá también la experiencia de una nostalgia contradictoria: la memoria de una felicidad velada, el reencuentro con un origen injustamente sepultado."