13 d’octubre de 2021

Todo pasa en Tel Aviv (2018)


Divertida película, donde con un tono amable y divertido presenta el conflicto judío israelí. Vale la pena.

Treintañero con complejo de Peter Pan, el palestino Salam sigue viviendo con su madre y ha desencantado a su novia, Mariam, de la que todavía está enamorado, pero que ha perdido la esperanza de que madure. Consigue que le dé trabajo su tío, Bassam, productor de una telenovela, “Tel Aviv On Fire”, que arrasa incluso entre el público judío, sobre una espía palestina que se infiltra en el ejército israelí, con el objetivo de enamorar al general Yehuda para después liquidarle. Puesto que habla hebreo a la perfección, Salam sólo tiene que asegurarse de que los diálogos en este idioma no tengan fallos. Una de sus sugerencias irrita tanto a la guionista que dimite, por lo que inesperadamente el recién llegado acaba ascendido a la labor de escribir el libreto. No se le ocurren ideas, pero encontrará un colaborador inesperado, Assi, autoritario comandante a cargo del puesto de control en la frontera palestino-israelí que Salam debe atravesar cada día para ir a trabajar pasando de Jerusalén a Ramala.  DeCine21.