27 de desembre de 2011

Mártires desconocidos

  
  
Más de cincuenta cristianos mueren en la Misa del día de Navidad precisamente por ser cristianos. Son los mártires de nuestros días. Como se subraya en este artículo, el tirano muere y es olvidado, el recuerdo del mártir perdura. Publicado hoy en La Vanguardia.

Mártires desconocidos

Lluís Foix

En Nigeria, el día de Navidad la violencia sectaria ha atacado cinco iglesias católicas. En una de ellas murieron 35 fieles. Una organización islámica radical autodenominada Boko Haram, cuya traducción es "la educación occidental es pecaminosa", se responsabilizó de los atentados que fueron condenados por la mayoría de gobiernos y muy especialmente por el Vaticano. Hubo más muertos en Iraq, en Siria y en Afganistán, países que viven en la macabra rutina de la violencia.

El grupo nigeriano pretende imponer la ley islámica en el país más poblado de África,que está dividido en igual proporción entre musulmanes y cristianos. El presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, un cristiano del sur que intenta contener la amenaza de la militancia intransigente islámica, reaccionó con cautela.

La fe cristiana es la más extendida en el mundo, pero también es la más perseguida. Un informe de las Conferencias Episcopales Europeas del año pasado daba cuenta de que unos cien millones de cristianos son perseguidos en el mundo. No son los únicos perseguidos. Hay también judíos y musulmanes en los países donde constituyen una minoría religiosa.

Son frecuentes los ataques a cristianos en Egipto y en muchos países musulmanes. En Arabia Saudí, la policía, según los obispos europeos, emplea la tortura para forzar a los miembros de algunas confesiones a abjurar de su fe. Hay cientos de miles de cristianos encarcelados en Corea del Norte, Birmania, Laos y China.

Andrea Riccardi, ahora ministro de Cooperación Internacional con Mario Monti, ha escrito El siglo de los mártires,en el que cuantifica en al menos tres millones los cristianos asesinados en el siglo XX, empezando con el genocidio de los armenios en 1915 hasta las masacres de Timor Oriental en 1999.

No es nada nuevo. El cristiano ha sido perseguido desde el inicio en Jerusalén y más tarde en todo el imperio romano. También el cristianismo ha protagonizado guerras internas de religión, cruzadas y otros ataques a la libertad de conciencia. El actual Papa y su antecesor han pedido perdón por los daños causados. El sacerdote francés André Jarlan fue asesinado en Chile en 1984. Había dejado escrito: "Los que hacen vivir son aquellos que ofrecen su vida, no los que la quitan a los demás". Muerto el tirano, se borra su memoria, mientras que el mártir perdura."
 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada