25 de novembre de 2012

"La vida y la muerte me están desgastando"



La vida y la muerte me están desgastando.
Ya, Mon
Editorial Kailas 2012

"Esta es la historia de Ximen Nao, en sus sucesivas reencarnaciones en burro, buey, cerdo y perro desde 1950 hasta el 2000. Se recorre la historia de la familia de Ximen y de una región de la China rural, Gaomi, mientras gobierna Mao Zedong y después de su muerte. Ximen reencarnado tiene distintos dueños y así vive con cada miembro de la familia, hasta llegar a uno de sus nietos. E incluso pasa de vivir en el campo a ir a la ciudad. Ximen conserva su inteligencia en sus sucesivas reencarnaciones y asiste a la historia de su propia familia y a la de aquellos que le fusilaron, además de a las transformaciones ocurridas en China. Esta larga novela es rica en contenidos y en el modo de abordarlos: tiene sentido del humor, tradiciones rurales, historias de amor y de violencia y la trayectoria de la colectivización del campo y el crecimiento de ciertas medidas comunistas llevadas a cabo por Mao Zedong. Así como a los cambios ocurridos tras su muerte.

Mo Yan se incluye como un personaje más y se ridiculiza en su propia novela. Como autor usa un lenguaje a veces descarado y rudo, propio de gente del campo poco refinada y en otras un lenguaje suave y dulce, especialmente cuando se trata con animales. La importancia de éstos es clave, tanto por ser aquellos en los que se reencarna Ximen, como por ser el sustento de una población rural empobrecida. Los animales domésticos, en este caso burro, buey, cerdo y perro, son tratados como fieles amigos del hombre y casi como seres inteligentes: Mo Yan juega con la posibilidad de que se conozca que su alma habita en esos animales y el propio Ximen se comporta como siervo leal de Lan Lian, el último campesino independiente de la China comunista de Mao.
La novela desarrolla los problemas de la familia de Ximen: las envidias entre hermanos, las dificultades con las concubinas, la lucha por el poder, el amor en sus distintas manifestaciones, la venganza y las peculiaridades de la vida en la China de la segunda década del siglo XX.
Troa.

No dudo del valor humano y literario de esta novela, pero la voy a dejar ya, he leído 140 páginas. No lo paso bien leyéndola, y para mí es fundamental. La empecé para probar el premio Nobel de este año. Grotesco, gamberro y surrealista. Muy original: contar la historia de una familia a través de las sucesivas reencarnaciones del paterfamilias, que además es el narrador. Como he leído tan poco, tiene mas de 750 páginas, no me atreva a calificarlo.

1 comentari:

  1. La verdad es que le encuentro una pinta estupenda a ese repaso por la historia china a través de varias reencarnaciones donde el que se va reencarnando no pierde la memoria de vidas anteriores. Me lo llevo pero ya. ¡No has podido con el libro! No llegas a especificar por qué a parte de que no estás pasando un buen rato, pero igual es por el estilo de este escritor, que le gustq mucho de ls orines, los excrementos, y demasiadas descripciones de lo vil del ser humano. Es verdad que se recrea mucho en eso, al menos en el único libro que yo he leïdo, pero a pesar de eso, a mí sí me ha gustado. Probaré con este, antes que con el de "Grandes pechos, amplias caderas".
    No te puedes imaginar la cantidad de gente que en el Café Literario abandonó la lectura conjunta de Ls baladas del ajo, o que sencillamente no le gustó. Pero las que le cgimos el punto, nos encantó. Creo que depende un poco del estado de uno. Pero ya con lo visto y lo que te ha pasado a ti, antes de coger otro de él tengo que estar en una oredisposición determinada.

    ResponElimina